Fuentes ve «muy complicado» firmar otro acuerdo con Herrera «si sigue parado y generando desconfianza»

El portavoz de Ciudadanos, Luis Fuentes, se dirige al presidente de la Junta./
El portavoz de Ciudadanos, Luis Fuentes, se dirige al presidente de la Junta.

El portavoz de Ciudadanos en las Cortes de Castilla y León comprueba a un presidente de la Junta «muy cansado y sin fuerzas para encabezar un proyecto regenerador»

ICAL

El portavoz del Grupo de Ciudadanos (C's) en las Cortes, Luis Fuentes, advirtió que será «muy complicado» firmar otro acuerdo con el Partido Popular en la Comunidad si Juan Vicente Herrera «sigue parado y generando desconfianza». No en vano, consideró que el presidente de la Junta está «muy cansado y sin fuerzas para luchar contra las malas artes y encabezar un proyecto regenerador». Criticó la pasividad de Herrera en asuntos tan importantes como la regeneración democrática para contar con instituciones «eficientes» y limpiar el país de corrupción al comprobar que el PP ha adoptado la actitud de la «ley del mínimo esfuerzo».

Fuentes lamentó la falta de liderazgo del Ejecutivo regional y comprobar que la implicación personal de Juan Vicente Herrera solo fue para salvar la investidura. «Posteriormente -precisó-, delegar lo indelegable y asistir como un espectador más al inmovilismo que sufre la Comunidad». «No reconozco al hombre creíble con el que me senté a firmar hace un año», sentenció. Además, afeó las formas del presidente de la Junta en sede parlamentaria tras acusarle de perder la caballerosidad y faltarle al respeto.

Una falta de voluntad regeneradora que también utilizó para criticar la actuación del PP con el bloqueo en las comisiones de investigación. «No quieren limpiar nuestra Comunidad de la mancha de la sospecha y de la corrupción», precisó, cuando lamentó la negativa de Herrera a comparecer en la comisión de las eólicas.

Después de un año de firmar el acuerdo, el líder de C's manifestó que «no nos gusta su método de funcionar» con actuaciones «de cara a la galería». Lamentó que el PP regional se pusiera de perfil al votar el Plan de lucha contra el fraude fiscal impulsado por Ciudadanos pero también que aún no se haya abordado el Estatuto de Alto Cargo para limitar los mandatos. También citó la política fiscal para bajar los impuestos a la clase media y trabajadora.

«Comunidad parada»

El portavoz de la formación naranja aseguró, según recoge la Agencia Ical, que Castilla y León «es hoy una Comunidad parada», pese al tono triunfalista del Gobierno autonómico. Fue entonces cuando la intervención de Luis Fuentes mencionó la falta de nuevos proyectos empresariales, el cierre de empresas como Lauki o Dulciora en Valladolid o los recortes de plantilla en el Banco Ceiss pero también el retraso en traer a la Cámara los primeros proyectos legislativos. «Nos vende una recuperación económica pero está construida sobre una vieja economía cortoplacista y temeraria que nos volverá a traer viejos problemas», apuntó.

Criticó el «incomprensible triunfalismo» del presidente de la Junta que olvida a los 200.000 parados y a los 166.000 castellanos y leoneses en el extranjero, sin olvidar el empleo precario «de usar y tirar». Pero también el «mar de improvisación» del Ejecutivo regional, con consejerías que actúan como «reinos de taifas» sin coordinación entre sí. Fue especialmente crítico con el consejero de Presidencia al que acusó de «hacer mapas de la ordenación del territorio con una regla y un compás» mientras Castilla y León «se desangra».

En cambio, abogó por un nuevo modelo económico que genere empleo de calidad, con más acciones de políticas activas y formación. Fuentes demandó una modernización del mercado laboral que pasa, en primer lugar, por alcanzar un Pacto Nacional por la Educación que permita «ganar el futuro y sacar de la arena política la discusión». Pese a reconocer que es una competencia nacional, exigió que las Cortes de Castilla y León tengan un papel para impulsar reformas y acuerdos.

En cuanto a las propuestas, Luis Fuentes planteó al Gobierno autonómico traer, de nuevo, el proyecto de la ordenación del territorio y trabajarlo con los nuevos grupos políticos con representación en la Cámara. «No pueden imponer los mapas desde un despacho con un modelo personalista, sin tener en cuenta las mancomunidades existentes o escuchar las opiniones de alcaldes y vecinos de los municipios», rubricó.

Mientras tanto, recordó que el «gran drama» de Castilla y León es la despoblación. «Llevamos años perdiendo población con el PP y PSOE gobernando los pequeños municipios y afincados en la diputaciones», afirmó. De ahí que se mostrara partidario de aplicar nuevas soluciones que pasa por la supresión de las diputaciones y la aprobación del Plan de Dinamización de Zonas Despobladas.

En ese sentido, demandó mejorar la dotación de medios diagnósticos en los centros de salud más alejados. No en vano, Fuentes apuntó que la Comunidad tiene un problema con la sanidad en el medio rural que requiere de más recursos económicos, humanos y de motivación del personal sanitario.

El líder de Ciudadanos sacó a relucir el Plan de Dinamización de Municipios Mineros que no ha contado con el presupuesto suficiente. Criticó las «promesas infundadas, la demagogia o la búsqueda de un enemigo externo que trae consigo el victimismo de la Junta».

Demandó un «impulso modernizador» para la agricultura, con fuerza en Europa y abordar una política «amplia» de acuerdo para otorgar a los profesionales del sector el respaldo que requieren. En el mismo sentido, se pronunció para que los ganaderos perciban antes las indemnizaciones.

Al hablar de la sanidad, criticó los errores de gestión de la Consejería como las fallidas oposiciones o la pérdida de informaciones y materiales clínicos. Junto a ello, Luis Fuentesaseguró que el modelo creado por el Partido Popular es «meter las zarpas en la gestión sanitaria que asegura escándalos e ineficiencias». De ahí que el portavoz de C's demandara «más inversión y menos política. Más médicos y enfermeras y menos amigos del PP metidos a malos gestores sanitarios».