COAG alerta que Azucarera reducirá esta campaña el precio por tonelada pactado en el AMI entre 6 y 7,5 euros

Planta de Azucarera. /
Planta de Azucarera.

La organización lamenta que se esté confirmando «el error de previsión en que Azucarera sustentó su oferta» basándose en unos pronósticos «excesivamente optimistas»

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

La organización agraria COAG denunció este viernes que el precio para la remolacha ofertado por Azucarera para la presente campaña supondrá entre seis y siete euros y medio por tonelada menos que le precio que deberían cobrar los profesionales «si la industria hubiera respetado el actual Acuerdo Marco Interprofesional 2015-2019».

Así lo denunció el responsable estatal de remolacha de la organización, Fernando García, quien acusó a Azucarera de cambiar «unilateralmente» las reglas del juego «cuando tan solo quedaba el último de los cinco años de vigencia del acuerdo marco» e hizo «oídos sordos a las reivindicaciones generalizadas del sector».

De la misma forma, lamentó que se esté confirmando «el error de previsión en que Azucarera sustentó su oferta», basándose en unos pronósticos «excesivamente optimistas», mientras que desde octubre del año pasado, el precio del azúcar «no solo no ha mejorado, sino que la mayor parte del último año se ha situado a niveles inferiores incluso de los que tenía en octubre de 2018».

Según trasladó la organización a través de un comunicado, el tiempo «está viniendo a darnos la razón» y a constatar que «fue un acierto el procedimiento que iniciamos hace unas semanas ante la Corte Arbitral de Madrid» con el propósito de que la industria acate el actual AMI. «Un diferencial de precio de entre seis y 7,5 euros por tonelada de remolacha viene a suponer que para los remolacheros el cultivo pase de no cubrir costes a ser mínimamente rentable», aseveró.

Según estimaciones de COAG, y teniendo en cuenta el presupuesto estatal de 14,4 millones de euros disponible fijado para esta campaña para la zona norte, el importe unitario de la ayuda estará en torno a los 523 euros por hectárea en la zona norte (Castilla y León, País Vasco, Rioja y Navarra). Las siembras rondan las 27.628 hectáreas, no superándose el límite cuantitativo de superficie máxima establecido en 32.500 has en siembra primaveral.

Partiendo de los datos anteriores puede, a su vez, estimarse el precio final que resultaría para la remolacha según establece el AMI 2015-2019 como suma de los diferentes conceptos establecidos conforme al mismo: precio base (25,45 euros por tonelada), compensación por pulpa (2,36 euros por tonelada), complemento de estabilidad (3,69 euros por tonelada de media), suplemento sostenible, prima de mercado del azúcar, ayuda agroambiental de Castilla y León y ayuda estatal.

La ayuda agroambiental más generalizada puede oscilar entre un mínimo de 390 euros por hectárea en el caso de rotación a tres hojas y 425 euros por hectárea cuando ésta es a cuatro hojas. Por otro lado, el suplemento sostenible también puede oscilar entre los dos euros por tonelada y los 0,5 euros por tonelada en el caso de las explotaciones más alejadas de la fábrica de entregas.

Luego para una producción de 100 toneladas de remolacha por hectárea el precio final según el AMI para la campaña 2019-2020 superaría los 41 euros por tonelada y podría acercarse a los 43 euros por tonelada según las diferentes casuísticas de cada remolachero.

Por contraste con el anterior, el precio oficial ofertado por Azucarera resultaría de la suma del precio base (26 euros por tonelada), la prima del mercado del azúcar, la ayuda agroambiental y la ayuda estatal. En cuanto a la prima del azúcar, aún no puede calcularse puesto que depende del precio medio que alcance este producto entre octubre de 2019 y septiembre de 2020 en la Unión Europea, pero si se hace una estimación con el precio medio del último año, el importe sería cero euros, ya que, dicho precio medio se ha situado en 328 euros por tonelada, muy por debajo de 420 euros por tonelada de azúcar que es la cifra mínima que ha de tener para que esta prima empiece a tener valor positivo y suponga un aumento del precio de la remolacha.