https://static.leonoticias.com/www/campo/modulos/del_valle_1040x80-kJMG-U40211490159tk-1040x80@Leonoticias.jpg

UCCL reclama a los remolacheros que no firmen contratos con Azucarera y anuncia movilizaciones

El responsable de remolacha de UCCL, Juan Antonio Rodríguez (I), y el coordinador de UCCL en Valladolid, Nacho Arias, explican su posición ante el anuncio de Azucarera de reducir seis euros el precio de la remolacha para la próxima campaña./Cacho
El responsable de remolacha de UCCL, Juan Antonio Rodríguez (I), y el coordinador de UCCL en Valladolid, Nacho Arias, explican su posición ante el anuncio de Azucarera de reducir seis euros el precio de la remolacha para la próxima campaña. / Cacho

La organización agraria afirma que «hay que llamar a las puertas de Acor», aunque reconoce que la cooperativa no tiene capacidad para absorber toda la producción de la Comunidad

ical
ICALValladolid

La Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) anunció este viernes movilizaciones contra Azucarera Iberia a la vez que reclamó a todos los remolacheros de la Comunidad que no firmen contratos con una empresa «que ha vuelto a engañar al sector», después de anunciar esta misma semana su intención de rebajar el precio de la remolacha en seis euros y medio por tonelada, y por lo tanto romper «unilateralmente» el Acuerdo Marco Interprofesional (AMI).

Más información

El responsable de remolacha de UCCL, Juan Antonio Rodríguez, afirmó este viernes que es intolerable que British Sugar, multinacional en la que está integrada Azucarera, «se aproveche de su posición de fuerza y pretenda que los agricultores produzcan remolacha por debajo de los costes de producción».

Rodríguez también argumentó que ante esta injusta decisión de Azucarera, el sector tendrá que «llamar a las puertas de Acor», aunque reconoció que la planta que la cooperativa tiene en Olmedo (Valladolid) podría aumentar su capacidad de molturación hasta las 15.000 hectáreas, no podría absorber las 24.000 hectáreas que se dedican a este cultivo en la Comunidad.

Además, explicó que esta decisión de Azucarera sólo responde a una mala gestión de la multinacional, ya mientras desde British Sugar argumenta pérdidas millonarias como consecuencia del descenso del precio del azúcar en los mercados internacionales, Acor reafirma su compromiso de mantener hasta 2023 el precio de 42 euros por tonelada si las ayudas de la PAC se mantienen como hasta ahora.

Al mismo tiempo, Rodríguez insistió que aunque se convoquen movilizaciones en los centros de trabajo de Azucarera e incluso en su sede en Madrid, la mejor forma de protestar que tienen los remolacheros contra una empresa «que ha vuelto a demostrar lo poco que le importa el medio rural de la Comunidad», es no firmar contratos a pérdidas. En este sentido, pidió a los agricultores que no se fíen de Agroteo, filial de Azucarera, «que volverá a intentar engañarlos uno a uno».

Para el coordinador de UCCL en Valladolid, Nacho Arias, este anunció de Azucarera se puede convertir en la «puntilla» a un sector que desde 2011 ha perdido en la Comunidad al 43 por ciento de sus productores, al pasar de 5.874 a los 3.305 actuales, y que ha visto como en este periodo la superficie dedicada a la remolacha se reducía en un 27 por ciento, hasta las 24.000 hectáreas.

Administraciones

A su vez, también reclamó el apoyo de las administraciones, tanto del Ministerio de Agricultura como de la Junta para impedir este «abuso de posición», y reclamó la puesta en marcha en la Comunidad de una mesa del azúcar a nivel autonómico, ya que «no es razonable que Castilla y León, donde se cultiva el 80 por ciento de la remolacha de España, no tenga voz en este sector».

A su vez, Rodríguez reclamó a la Junta flexibilidad con los agricultores acogidos a planes de mejoras y con los de nueve incorporación, ya que en algunos casos las ayudas están supeditadas a la siempre de remolacha durante cinco campañas. De todas formas, criticó la falta de compromiso de la Consejería de Agricultura, «que ya nos tiene acostumbrados a incumplir sus promesas de apoyo al sector. En este sentido, indicó que, a pesar de las sentencias judiciales,«todavía esperamos a que nos pague los tres euros por tonelada de la campaña 2011/2012».

Por último, el responsable de remolacha de UCCL aseguró que esta situación es fruto de un «pésimo» AMI que su organización no firmó en 2015 por considerar que dejaba muchas puertas abiertas a este tipo de «engaños» y que sí rubricaron el resto de organizaciones y la Confederación Remolachera.

 

Fotos