UCCL denuncia el hundimiento de los precios en los cereales

El precio del cereal ha sufrido un inexplicable desplome en los precios./
El precio del cereal ha sufrido un inexplicable desplome en los precios.

Esta organización considera que «la especulación vuelve a hacer su agosto»

LEONOTICIASLeón

La Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) ha denunciado este miércoles «el inexplicable hundimiento del precio de los cereales a finales del mes de agosto, después de que la campaña agrícola del 2019 se haya caracterizado por una bajada en la producción de cereales con respecto al año 2018».

UCCL destaca que la situación de sequía que ha sufrido parte del territorio de España, en especial la comunidad de Castilla y León, muy similar a la vivida en el año 2017, ha puesto en evidencia «una pérdida de cosecha del cultivo de cereal, con una pérdida de alrededor a 10 millones de toneladas en España, que supone una bajada del 22%».

Con respecto a Castilla y León se pueden considerar una de las peor paradas por la extrema sequía y estima «una bajada de la producción de tres millones de toneladas, que representa una reducción del 40% de la producción de cereales con respecto a lo producido en 2018«.

Costes

Por tanto, esta organización agraria «no entiende que el precio del cereal haya sufrido en las últimas semanas una bajada del precio tan considerable en un año donde la producción de cereales se encuentra por debajo de la producción media«.

Para UCCL esta situación le sigue pareciendo «una especulación pura y dura por parte de las multinacionales que pone en jaque mate a los agricultores que durante todo el año han sufrido los vaivenes de los precios y las inclemencias meteorológicas que han dado al traste con los cultivos de Castilla y León«.

UCCL reclama la puesta en marcha «de mecanismos de intervención que permitan garantizar unos precios por encima de costes de producción, que evite la inestabilidad de los sectores agrarios«.

«Los agricultores continuamos siendo el eslabón más bajo de la cadena alimentaria, nos ponen los precios de los imputs que utilizamos en nuestras explotaciones agrarias, y además, nos ponen los precios de lo que vamos a cobrar por nuestra cosecha», afirma Valentín García, miembro de la ejecutiva de UCCL.