https://static.leonoticias.com/www/campo/modulos/del_valle_1040x80-kJMG-U40211490159tk-1040x80@Leonoticias.jpg

La sequía 'ahoga' el 50% de la cosecha de cereal de León y reduce en 4,8 las toneladas la producción autonómica

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, sube a una cosechadora después de presentar la estimación de la cosecha de cereales de la presente campaña. /Ruben Cacho
El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, sube a una cosechadora después de presentar la estimación de la cosecha de cereales de la presente campaña. / Ruben Cacho

Carnero mostró su preocupación por las consecuencias que las condiciones meteorológicas poco favorables han tenido sobre la cosecha

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

La sequía del otoño y la primavera reducirá este año la cosecha de cereal en Castilla y León a 4,8 millones de toneladas, lo que supone una reducción del 17 por ciento respecto a la producción media de los últimos años. Las zonas más afectadas serán Ávila, Salamanca y León, con pérdidas que rondarán el 50 por ciento. No obstante, las organizaciones agrarias advirtieron que según sus cálculos rondará solo los cuatro millones de toneladas.

Así lo anunció este miércoles el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rura, Jesús Julio Carnero, durante su primera salida al campo en la localidad vallisoletana de Valoria la Buena, donde se subió a una cosechadora junto al maquinista. Además, mostró su preocupación por las consecuencias que las condiciones meteorológicas poco favorables han tenido sobre la cosecha, que provocaron que en 2019 no se alcancen las 7,8 millones de toneladas recolectados el año anterior.

El consejero destacó la «incidencia desigual» que la sequía ha tenido en las diferentes zonas de la Comunidad. Las más perjudicadas se encuentran en la provincia de Ávila, Salamanca y León con pérdidas de en torno al 50 por ciento. De esta forma, la mitad occidental y centro de la Comunidad sufrirán una reducción de la producción de entre el 30 y el 50 por ciento, e incluso superior en algunas zonas.

En cuanto a la zona sur, sureste y centro de Valladolid, el titular de Agricultura avanzó que las toneladas se verán reducidas entre un 30 y un 50 por ciento, y en torno al 30 por ciento en la comarca de Campos en Palencia, en La Ribera y Demanda en Burgos y en el Bajo Duero y Campos Pan en la provincia de Zamora.

Las últimas previsiones del Ministerio de Agricultura reflejan que la cosecha de Castilla y León representará un tercio de la producción nacional, que estiman alcanzará los 14,4 millones de toneladas, debido también a los efectos de la sequía.

Siembra tardía

Desde la Consejería manifestaron que la el retraso de la siembra por la llegada tardía de las lluvias en noviembre provocó que no se finalizara hasta diciembre. Ya durante el mes de abril, las lluvias, un 20 por ciento por encima de la media, permitieron la distribución de fertilizantes y favoreciendo el desarrollo de la mayor parte de los cultivos.

Durante el mes de mayo, la meteorología fue adversa, por la falta de precipitaciones, al igual que durante los meses de junio y julio con un balance térmico desigual entre el este, más cálido, y el oeste, más frío. Esto tuvo como consecuencia un espigado y formación del grano desfavorable, y refleja así una recogida del cereal por debajo de la media pero con grandes diferencias entre provincias y comarcas.

Previsiones inferiores

Las organizaciones agrarias quisieron destacar que las estimaciones que ellos tienen son menores que las ofrecidas por la Junta, en torno a cuatro millones de toneladas y solicitaron que se implementen medidas que aseguren la estabilidad de los agricultores.

El presidente de Asaja de Castilla y León, Donaciano Dujo, resaltó la situación «catastrófica» del sector de los forrajes, que mueve una gran cantidad de economía, y las «importantes pérdidas» de los ganaderos. «Nunca llueve a gusto de todos», dijo, y explicó que lo importante es que llueva en primavera, y que ahora la lluvia «apenas se nota» por la fuerte sequía.

Por su parte, el secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA), Aurelio González, quiso «dar un toque de atención a Agroseguro» para que «deje de subir las pólizas y bajar los rendimientos», así como medidas para atajar el cambio climático.

Finalmente, el coordinador de la Unión de Campesinos de Castilla y León, José Manuel González Palacín, pidió sentarse con la Administración autonómica para determinar qué fórmulas utilizar para ayudar «de forma específica» a los agricultores, pero agradeció que en el primer Consejo Agrario desde la toma de posesión del consejero se pusieran medida sobre la mesa, aunque «no son suficientes».

Asimismo, la superficie de cereal sembrada es de 1,8 millones de hectáreas, un cuatro por ciento inferior a la campaña del año pasado, que fue de 1,9 millones. La principal causa se debe al aumento de la superficie segada para forraje en las comarcas más afectadas por la sequía, que casi se ha duplicado respecto al año medio. En total, se han segado 116.000 hectáreas en Castilla y León, un 70 por ciento en Zamora y Salamanca.

Producción de cereal

Las labores de recolección se encuentran muy avanzadas en toda la Comunidad, con provincias prácticamente cosechadas como Ávila y Salamanca, y otras al 50 por ciento, como Soria y Burgos.

Respecto a los cultivos, el 85 por ciento de la superficies de cebada ya está cosechada; el 60 por ciento de trigo; el 65 por ciento de la avena y el 45 por ciento de centeno y triticale. Además, Carnero resaltó que por primera vez en dez años la cebada supera tanto en superficie como en producción al propio trigo. La primera superará los 2,22 millones de toneladas frente a los 2,2 del trigo.

Por provincias, el 30 por ciento de lo ya cosechado corresponde a Burgos, mientras que Valladolid y Palencia suman un 30 por ciento del cereal recogido. Además, la provincia de Soria tiene un 13 por ciento recolectado, mientras que los agricultores de la provincia de Ávila han cosechado 140.000 hectáreas.

Carnero quiso poner en valor el trabajo de las organizaciones agrarias por mejorar la calidad de vida de los agricultores y ganaderos y recordó las medidas acordadas durante el Consejo Agrario celebrado el pasado viernes, como el anticipo de la tramitación de las ayudas de la PAC del 50 y 70 por ciento para que a partir de mediados de octubre puedan recibirlas y el adelanto del 85 por ciento de las ayudas agroambientales y compensatorias en zona de montaña.

Estas medidas supondrán inyectar en el sector una liquidez de más de 215 millones de euros. Recordó también que se está trabajado para habilitar nuevas líneas de ayuda para la sequía de este año y para los tanques de agua de los ganaderos.