https://static.leonoticias.com/www/campo/modulos/del_valle_1040x80-kJMG-U40211490159tk-1040x80@Leonoticias.jpg

Los regantes leoneses cargan contra la medida del Gobierno de aumentar los costes del uso del agua

Imagen de un campo de regadío en León. /
Imagen de un campo de regadío en León.

La creación del 'Libro Verde' que está preparando el Ministerio para la Transición Ecológica prevé aumentar los costes asociados al agua, penalizando gravemente a los regantes inmersos ya en inversiones para modernizar los campos

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

El Ministerio para la Transición Ecológica ha iniciado la elaboración del llamado 'Libro Verde' de la Gobernanza en España. Uno de los fines que persigue es la modificación del régimen económico financiero del agua o, lo que es lo mismo, aumentar los costes asociados al uso de dicho recurso, lo que penalizaría gravemente a los usuarios regantes inmersos en la actualidad en importantes inversiones asociadas a la modernización.

Desde la Asociación de Comunidadees de Regantes de la Cuenca del Duero califican esta medida como una «nueva ocurrencia del Miteco» que tiene como único fin «conseguir un uso más eficiente del agua».

Desde Ferduero se oponen a esta medida, tal y como ya lo ha hecho Fenacore a nivel nacional y otras federaciones en diferentes cuencas hidrográficas. En defensa de esta oposición a dicha medida, manifiestan que en España se recuperaron más del 70% de los costes asociados al regadío (superado el 80% de los costes financieros), lo que hace que España sea el país que mejor cumple la Directiva Marco en Europa, a pesar de necesitar construir más infraestructuras de regulación y transporte que la mayoría de ellos para tener garantizado el recurso por la clara desventaja en lo que a precipitaciones de lluvia se refiere.

En la Ley de Aguas vigente y sus Reglamentos ya existen fórmulas para poder repercutir los costes asociados al consumo, tal y como ya hacen las Comunidades de Regantes con los gastos eléctricos y otros que se aplican en función de los m3 utilizados. Pero «una cosa es aplicar los costes actuales en función del agua utilizada y otra poner un precio al agua para convertir en prohibitivo su uso«, apuntan desde Ferduero.

Demandas de Ferduero

Desde la asociación consideran que «seguir aumentando la superficie de regadío modernizado y aplicando las últimas tecnologías asociadas al mismo« es lo que mejoraría la gestión y el ahorro de agua. Apuntan que «no debemos olvidar que en nuestro ámbito de actuación hay 80.000 hectáreas que han aprobado ya la modernización de sus infraestructuras de riego y que están esperando a que se forme el Gobierno para sacar adelante unos presupuestos con mayor consignación económica destinada a la modernización«.

Denuncian además que se les pretende «aplicar un impuesto medioambiental como si los regantes en exclusiva tuviésemos que pagar por algo de lo que disfruta toda la sociedad», y aseguran que la situación ya les produce « cierto hartazgo al estar siempre en el punto de mira de la opinión pública, con continuas acusaciones de que somos los depredadores del agua y los grandes contaminadores como fruto de nuestra actividad».

Recuerdan además que hasta ahora las instituciones «han contado con nuestro apoyo y colaboración en la aprobación de los Planes Hidrológicos y otros documentos legislativos a pesar de no recoger todas nuestras propuestas» y advierten que «esto puede ser la gota que colme el vaso, por lo que si siguen adelante con su propósito de modificar el régimen económico-financiero incrementando los costes asociados al uso del agua, no apuestan de nuevo por la modernización de regadíos y los incrementos de regulación necesarios y no ponen freno a la subida desmesurada de los costes eléctricos, se encontrarán con nuestra rotunda oposición y nos tendrán enfrente y no a su lado».