https://static.leonoticias.com/www/campo/modulos/del_valle_1040x80-kJMG-U40211490159tk-1040x80@Leonoticias.jpg

Marcos destaca que 13 comunidades de regantes «dan el paso» para modernizarse en el último año y medio

La consejera de Agricultura y Ganadería y portavoz de la Junta de Castilla y León, Milagros Marcos./Valtero
La consejera de Agricultura y Ganadería y portavoz de la Junta de Castilla y León, Milagros Marcos. / Valtero

Junta, Seisa y regantes del Canal de Pollos invertirán 17,2 millones de euros para la concentración parcelaria en 4.351 hectáreas y la modernización de 1.272

ICAL

La consejera de Agricultura de la Junta, Milagros Marcos, destacó este martes que 13 comunidades de regantes de la Comunidad, «han dado el paso para querer modernizarse» en el último año y medio y sentenció que «el futuro del campo pasa por el uso racional del agua».

Marcos, que firmó un convenio de modernización con el presidente de la Sociedad Estatal de Infraestructuras Agrarias (Seiasa), Joaquín Rodríguez, y el de la Comunidad de Regantes del Canal de Pollos, Rafael Santos, defendió que la mejora de los regadíos «es la mejor inversión social que se puede hacer en el territorio» y recordó los 600 millones de euros previstos en el Mapa de Infraestructuras Agrarias para el presente marco de apoyo comunitario 2014-2020.

Milagros Marcos incidió en que modernizar el regadío es la mejor opción para hacer competitivo e incorporar jóvenes al sector y luchar así contra la despoblación en el medio rural. Al respecto, constató en que en las zonas de modernización, la incorporación de jóvenes es un 80 por ciento superior que en las tradicionales. Asimismo, precisó que el valor añadido bruto por hectárea crece un 30 por ciento con la modernización; y el coste se rebaja un 35 por ciento con el riego por aspersión.

La consejera también expuso que la modernización permite rebajar un 20 por ciento el consumo de agua; reduce en más de un 30 por ciento la contaminación difusa; y supone un ahorro entre el 25 y el 30 por ciento en abonos.

Milagros Marcos defendió el «impulso ordenado» a las infraestructuras agrarias desde el Gobierno autonómico y señaló durante un acto de presentación de las obras en el Canal de Pollos en el Ayuntamiento del municipio, en el que estuvo acompañada del presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, y el alcalde Javier García, que «el trabajo conjunto de todas las administraciones es lo que produce beneficios para los ciudadanos».

La consejera repasó el proyecto de actuación integral de concentración parcelaria y modernización en la zona, que se impulsará sobre 4.351 hectáreas de regadíos y secano, de 381 propietarios, con un inversión global de 17,2 millones de euros, de los que la Junta pondrá 7,2 y el resto Seiasa y los regantes. Las actuaciones se licitarán antes del verano para que la obra pueda estar ejecutada en dos años.

La titular de Agricultura del Ejecutivo autonómico aclaró que 3,1 millones irán para la concentración, que reducirá 2.356 parcelas de 1,8 hectáreas de media, a 773 de seis, con una rebaja del 67 por ciento en su número. Precisó que ya se están ejecutando 1,4 millones de esta inversión y se licitará también la parte del regadío por 1,7 millones.

Marcos concretó asimismo que el proceso de modernización se llevará en paralelo para no demorar la actuación, y permitirá actuar sobre 1.272 hectáreas de 254 regantes, 1.053 en el término de Pollos y 219 en el de Tordesillas, con coste de 14,1 millones de euros. La actuación, dijo, contempla una obra de captación de agua en el Duero, y una estación de bombeo, que corresponderá a Itacyl; mientras que Seiasa se encargará de la red de riego de 37,5 kilómetros; de la conexión eléctrica, y del sistema tecnológico avanzado que «permitirá optimizar el uso del agua y el control permanente por parte de los agricultores».

Milagros Marcos también destacó el trabajo de protección medioambiental en una zona «nada sencilla» dentro de la reserva natural de las riberas de Castronuño, y adelantó el tratamiento acústico de la estación de bombeo para minimizar el impacto del ruido sobre la avifauna; así como la reconstrucción de la zona afectada con la replantación de toda la ribera con especies arbóreas.

100.000 hectáreas y 38.000 regantes

Joaquín Rodríguez, por su parte, remarcó el trabajo conjunto de Seiasa con la Junta que ha permitido modernizar en Castilla y León, 100.000 hectáreas de regadío, y beneficiar a 38.000 regantes, a través de 60 obras en 29 comunidades.

Rodríguez se comprometió a hacer la obra de Pollos «lo más rápidamente posible» y defendió que estas actuaciones permiten «mejorar la calidad de vida» de los regantes y de toda la sociedad; mejorar la rentabilidad de las explotaciones y el valor de la tierra, y reducen el consumo de agua y la contaminación.

El responsable de la sociedad estatal ensalzó la «encomiable apuesta» de la Junta por la modernización del regadíos y adelantó que su modelo de trabajo con Seisa será protagonista en el congreso el XIV Congreso Nacional de Comunidades de Regantes de España, que se celebrará los días 14 al 18 de mayo de 2018 en Torrevieja. «Es un mdelo de éxito que hay que poner en valor», resumió.

Una necesidad por la sequía

El presidente de la Comunidad de Regantes del Canal de Pollos, Rafael Santos, recordó que hace una década no se daba importancia a la modernización pero «hoy es una necesidad». En este sentido, apeló a que esta actuación se concluya «lo más rápido posible» porque los regantes la «necesitan» porque viven «de esto».

Santos recordó lo «mal» que lo pasaron el año pasado con la sequía, cuando tuvieron que «mendigar» agua para sus cultivos y previó para 2018, otra «cosecha fulera» antes los problemas de agua que les siguen acechando.

El presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, afirmó que «Pollos y Tordesillas están de enhorabuena» y enfatizó la «sensibilidad especial» de la Junta con estas inversiones en una provincia «eminentemente agraria» como es la vallisoletana.

Por último, el alcalde de Pollos, Javier García, puso de manifiesto la necesidad de ejecutar esta actuación de riego a presión, porque «la sequía está afectando mucho» a la actividad agraria en la zona. El regidor repitió que 2017 fue un ejercicio complicado y 2018 «también lo será por el riego», por lo que afirmó que con la firma hoy es un día «bueno para Pollos y sus agricultores».

Contenido Patrocinado

Fotos