https://static.leonoticias.com/www/campo/modulos/del_valle_1040x80-kJMG-U40211490159tk-1040x80@Leonoticias.jpg

León se sitúa a la cabeza de España en explotaciones agrarias de titularidad compartida

León se sitúa a la cabeza de España en explotaciones agrarias de titularidad compartida

Esta forma jurídica de carácter voluntario facilita la gestión de las explotaciones en la que trabajan ambos cónyuges o parejas de hecho al hacerlo bajo un único número de identificación fiscal

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

La provincia leonesa lidera la titularidad compartida en las explotaciones agrarias nacionales. Según los datos publicados por el Ministerio de Agricultura, a finales del año 2018 se habían constituido en España un total de 500 explotaciones agrarias de titularidad compartida y, de esas, 53 correspondían a la provincia de León, seguida en importancia por Ciudad Real con 47. Por comunidades autónomas, Castilla y León es la primera con 176, seguida de Castilla La Mancha con 160.

Asaja de León es partidaria de impulsar esta figura jurídica y en ello trabaja desde que se publicara la Ley 35/2011, siendo el resultado que, de los 53 expedientes de la provincia de León, 36 se han gestionado en Asaja, lo que representa el 68 por ciento.

Como se recoge en el preámbulo de la Ley, «la titularidad compartida constituye un factor de cambio de las estructuras agrarias de modo que las mujeres del mundo rural gocen de una igualdad de derechos efectiva respecto de los hombres, permitiendo la supresión de barreras formales y sustantivas, así como la potenciación de ciertos valores en las mujeres del mundo rural, tales como la confianza, la igualdad y la no discriminación, la visibilidad y, por tanto el desarrollo sostenible». La administración de la TC es de ambas personas titulares, la representación es solidaria, y la responsabilidad directa, personal, solidaria e ilimitada de los dos titulares, que a su vez se reparten los rendimientos generados al cincuenta por ciento.

Esta forma jurídica de carácter voluntario facilita la gestión de las explotaciones en la que trabajan ambos cónyuges o parejas de hecho al hacerlo bajo un único número de identificación fiscal, no supone la pérdida de la fiscalidad específica de los agricultores de alta como personas físicas y, por el contrario, representa indudables mejoras en el acceso a ayudas públicas tanto en el importe de dichas ayudas como en la priorización de los expedientes. Además, las titularidades compartidas tienen la consideración de explotación agraria prioritaria a efectos de Ley 19/1995.

ASAJA de León considera que a la figura de titularidad compartida de explotaciones agrarias le queda todavía mucho recorrido en la provincia de León habida cuenta de que hay un 36 por ciento de mujeres cotizando a la Seguridad Social como autónomas de la agricultura, y que la mayoría forman parte de una explotación compartida con su cónyuge en régimen de gananciales.