https://static.leonoticias.com/www/campo/modulos/del_valle_1040x80-kJMG-U40211490159tk-1040x80@Leonoticias.jpg

León duplica en menos de cinco años el número de pinos dedicados a la extracción de resina

En total, 69 personas se dedican a la extración de resina en la provincia.

En el año 2013 se contabilizaron 130.000 árboles frente a los más de 275.000 que hay en la actualidad

S.FERNÁNDEZLeón

El sector resinero sigue siendo una alternativa laboral en auge. Los ingresos procedentes de los aprovechamientos forestales han permitido fijar población en muchas zonas del medio rural leonés. En plena campaña de recogida de miera, este sector muestra unas cifras muy positivas. En menos de cinco años se ha duplicado el número de pinos destinados a extraer este material, si en el año 2013 se contabilizaron 130.000 árboles este año la cifra supera los 275.000, según estadísticas facilitadas por la Junta. Otro apunte que refleja que el apogeo de la resina ya no es transitorio es que casi 70 personas se dedican a este oficio en la actualidad, frente a las 43 que lo hacían en el año 2013.

Estos datos dejan atrás un futuro incierto que se instaló después del incendio de 2012 que arrasó los Montes de León, dejando una inestabilidad en esta zona que representa un núcleo importante de este sector. Seis años después de este siniestro, los resineros de esta zona no sólo han sabido reponerse de este duro mazazo sino que han asesorado a otros agricultores expandiendo la producción a otras zonas de la provincia.

Una media de 3 Kg. por pino

La falta de expectativas laborales unido a la satisfacción de vivir en el medio rural es el motivo del auge del sector resinero de la provincia. Como en cualquier actividad agrícola la producción varia año tras año debido al clima, por lo que el resinero siempre tiene un ojo puesto en el cielo. La producción media de miera se encuentra en 3kilogramos por pino, situándose en al provincia de León una media de tres recogidas anuales. «la primera campaña no fue buena porque llovió mucho y debido a la humedad los pinos estaban fríos y les costaba soltar resina, la segunda recogida ha sido muy buena y ahora hay que esperar al final de la tercera para evaluar todo el año», afirma una productora de Torneros de la Valdería.

Los vecinos de Villaviciosa de la Ribera han sabido sacar partido a la gran extensión de monte con la que cuenta este municipio, mejorando su aprovechamiento. El hecho de que no necesite una inversión elevada para empezar a producir ha propiciado que el número de productores se eleve año tras año. «Es un trabajo duro que exige ser muy constante, el hecho de que no tenga unos costes elevados para empezar a producir no significa que todo el mundo este cualificado para este trabajo», comenta a leonoticias Cristian, un trabajar resinero de esta zona del Órbigo.

Es el caso de la localidad de Villaviciosa de la Ribera que aglutina el mayor número de resineros de la provincia con 15 personas. Este pueblo del Órbigo, que explota más de 41.000 pinos, asesorado por La Junta y los productores de Tabuyo del Monte ha conseguido consagrarse como uno de los mayores generadores de resina, a pesar de llevar tan sólo dos años obteniéndola.

El líder provincial sigue siendo el Monte de León, con los municipios de Pobladura de Yuso, Tabuyo del Monte y Nogarejas, superando todos ellos los 40.000 pinos de media. Castrocontrigo, con más de 127.000 pinos y 25 labradores, es el municipio insignia de la extracción de resina en la provincia.

La localidad de Villagatón, con los municipios de Valbuena de la Encomienda, Brañuelas, La Silva, Manzanal del Puerto, Ucedo y el propio Villagatón, también constituyen un gran peso en este sector aportando más de 386.000 pinos y 12 personas dedicadas estas labores.

Número de pinos en cada localidad.
Número de pinos en cada localidad. / Junta de Castilla y León

La extracción de la resina de masas forestales ofrece grandes ventajas como la conservación de estos parajes. Del precio del arrendamiento el 85% va a las arcas del pueblo y el 15% restante se destina a trabajos e intervenciones que contribuyan a la conservación, restauración y puesta en valor del monte o su gestión.

Otra de las utilidades que tiene son la creación de puestos de trabajo en el medio rural, el suministro de materia prima a la industria de transformación, y en general, una inyección de riqueza basada en una materia prima nacional y renovable.