https://static.leonoticias.com/www/campo/modulos/del_valle_1040x80-kJMG-U40211490159tk-1040x80@Leonoticias.jpg

La Junta reconoce «excepciones» en la aplicación de los purines en coberturas con los cultivos ya implantados o sobre pastos

La Junta reconoce «excepciones» en la aplicación de los purines en coberturas con los cultivos ya implantados o sobre pastos

UCCL defiende que muchos agricultores no disponen de la mquinaria localizada para la aplicación de purines que evite el enterrado del purín después de su vertido, como obliga la condicionalidad

ICAL

La Dirección General de la PAC de la Consejería de Agricultura y Ganadería ha modificado las condiciones a efectos de verificar el cumplimiento de la condicionalidad, de manera que cuando las aplicaciones de los purines se realicen en cobertura con el cultivo ya implantado o sobre pastos, se considerarán circunstancias excepcionales, por lo que el enterrado no será obligatorio en el plazo de cinco días establecido con carácter general en la norma.

Así se ha decidido después de las gestiones llevadas a cabo por la Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL), que consideró que muchos agricultores no disponen de la maquinaria localizada para la aplicación de purines que evite el enterrado del purín después de su vertido como obliga la condicionalidad.

De esta manera, los agricultores no podrían dar cumplimiento al requisito establecido (enterrar los purines en un máximo de cinco días desde su vertido), dado que la mayoría de las parcelas agrícolas están ya sembradas, lo que hace imposible su enterrado, trasladó la organización a través de un comunicado.

UCCL aclaró que existe otra norma complementaria a la condicionalidad, que es «más restrictiva» y de obligado cumplimiento, en la que se menciona que el purín debe ser enterrado «como máximo a las 24 horas de su vertido», incluyendo también excepciones cuando el cultivo está ya implantado o en pastizales.

Por ello, UCCL ha informado a los profesionales agrarios que viertan purín en parcelas agrarias que deberá enterrarse como máximo a las 24 horas de su vertido (salvo que se utilice un sistema de aplicación por bandas o de inyección o similares), y no tendrán la obligación de realizar labores de cubrición en aquellos terrenos en que el cultivo no lo permita, como son los casos en el cultivo ya está implantado o en pastos.

Además el purín no podrá aplicarse en ningún caso en terrenos helados o con pendientes superiores a 15 por ciento, excepto en los casos que se utilice sistemas esparcidos por bandas, de inyección en el suelo o similares.