https://static.leonoticias.com/www/campo/modulos/del_valle_1040x80-kJMG-U40211490159tk-1040x80@Leonoticias.jpg

La Junta iniciará la tramitación de la supresión del Impuesto de Sucesiones y Donaciones la semana que viene

La Junta iniciará la tramitación de la supresión del Impuesto de Sucesiones y Donaciones la semana que viene

Insta al Gobierno nacional a mantener una PAC «rigurosa, dura y exigente» para que sea eficiente

ical
ICALLeón

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, anunció que iniciará la próxima semana la modificación de la normativa tributaria para bonificar el 99 por ciento del Impuesto de Sucesiones y Donaciones entre familiares directos, lo que supone su práctica eliminación. Esta modificación se publicará en el portal de Gobierno Abierto para consulta pública previa, dijo en la inauguración de Feria del Sector Agropecuario Salamaq 2019 y la 31 Exposición Internacional de Ganado Puro de Salamanca. El objetivo, dijo el presidente, es que la eliminación de este tributo «sea cuanto antes».

Así lo avanzó hoy en Salamanca durante la inauguración de la Feria del sector Agropecuario Salamaq19. Además, Fernández Mañueco señaló que durante esta legislatura la supresión de este impuesto «se ampliará a otros tipos de familiares» en caso de empresa familiar y agraria. Lo que calificó de «gran importancia para las explotaciones y negocios del mundo rural» y también para garantizar el relevo generacional. En ese sentido, Fernández mañueco señaló que se aumentarán las bonificaciones y deducciones en el IRPF, en especial para los municipios de menos de 5.000 habitantes.

Alfonso Fernández Mañueco remarcó que se aplicarán deducciones también para facilitar el acceso a una vivienda y tendrá un tratamiento fiscal del impuesto de transmisiones patrimoniales cuando se produzca el caso de la transmisión de tierras y elementos productivos generadores de empleo en el mundo rural.

El presidente de la Junta abogó por asegurar el futuro del mundo rural con «un empeño de todos». Asímismo, recordó el compromiso de seguir apostando con fuerza por el mundo rural, con la unión del binomio Agricultura y ganadería, por un lado, y desarrollo rural por otro, con «la profunda voluntad de mejorar la calidad de vida de las personas del campo» a través de un amplio catálogo de actuaciones.

Entre ellas, destacó los recursos para el medio rural y se refirió a la posición de Castilla y León sober el futuro de la PAC, que como expresó, «fue apoyado de manera unánime» por todas las fuerzas politicas y todo el tejido social, así el máximo dirigente regional apostó por «estar al lado del Gobierno de la nación» con una negociación sobre esta Politica Agraria Común que debe ser por parte del Gobierno «rigurosa, dura y exigente», ya que «sea eficiente». Por ello, dijo «ni un euro menos para los agricultores y ganaderos».

En ese sentido, Fernández Mañueco apuntó que mantendrán los pagos directos y las ayudas a los sectores sensibles. Apostarán por un sector moderno y competitivo, también para jóvenes y mujeres. Para ello, señaló que se beneficiará la incorporación de jóvenes al incrementar «como mínimo» el 60 por ciento de las inversiones en explotaciones agrarias, para acceder a préstamos con garantías públicas, así como la apuesta por las inversiones en regadío, ya que como indicó, «genera riqueza y empleo» y favorece el crecimiento de la población.

Campo

Alfonso Fernández Mañueco habló en su discurso del índice de mecanizació en la región, el cual se ha duplicado en los ultimos 20 años, lo que pone de manifiesto la contribución del incremento de las producciones agrarias a tener más competitividad y a la mejora de las condiciones de trabajo de agricultores y ganaderos.

Asimismo, abogó por el impulso de la industria agroalimentaria, y apostará por la agilización de empresas agroalimentarias con beneficios fiscales y para desarrollar un modelo productivo que aproveche las posibilidades de cada zona y las demandas, impulsando medidas de promoción y comercialización en el país y el exterior.

Además, se contemplan las ayudas para que se adquieran las materias a los agricultores y ganaderos mediante contratos que den sostenibilidad a las explotaciones. En sus palabras también se refirió a uno de los pilares de esta legislatura como es «avanzar en el equilibrio de la cadena alimentaria».

Respecto a la crisis, Alfonso Fernández Mañueco, se refirió a los precios de los lácteos, en los que la Junta alentó una mayor duranción de los contratos con los proveedores, que ha permitido una mayor garantía y certeza. Asimismo, también habló de la aprobación de ayudas de hasta 4.000 euros para garantizar el suministro de agua a a la ganadería extensiva, además del adelanto de los pagos d ela PAC al mes de octubre, con el incremento de un 70 por ciento, con una liquidez de hasta cinco años.

«No hay competitividad sin investigación», así se refirió el presidente de la Junta de Castilla y León y recordó cómo desde la Administración regional se duplicaron los presupuestos destinados al ainvestigación agraria, para conseguir los objetivos medioambientales, como las emisiones y en el avance de la economía circular o la bioeconomía.

Además, insistió en mantener la seguridad de la cabaña ganadera, con una estrategia para la comunidad. Mañueco remarcó que «no hay que bajar la guardia con la sanidad animal», ceración de un grupo de trabajo sobre los protocolos de actuación que garanticen esta apuesta, pero que permitan mejorar la aplicación de la normativa europea.

Esas fueron sus palabras en el acto de inauguración de la Feria Salamaq 2019, «convertida en refrencia nacional e internacional desde sus inicios en los años 80», de la que Fernández mañueco, alabó la organización y gestión, porque encuentros como éste «son un maginifico exponente del potencial agropecuario de la región». El sector primario y industria agroalimentaria suponen aproximadamente el diez por ciento del PIB de Castilla y León, duplica la cifra de la media nacional y 2,5 veces superior a la media europea. Un protagonismo al que contribuyen 3.000 empresas, 35.000 trabajadores que integran la industria agroalimentaria y que es la tercer en el país. «Pujante motor e industria que encuentra las principales bases en la ganadería».

El presidente de la Junta mostró el firme apoyo que «damos a las razas autoctonas», ya que como expresó «son fundamentales para contribuir a mantener la diversidad, patrimonio genético, cultural y medioambiental de Castilla y León». A ello, sumó las ayudas directas convocadas para este año, que facilitan la rentabilidad de las explotaciones y el acceso a los mercados hay que destacar la labor de los centros de selección de cria y mejora genética.

«Crear y mantener empleo» son unas de las bases del gobierno regional, ya que la agricultura y la ganadería estan vinculadas al territorio, «son motor esencial» de actividad economica en nucleos rurales y fijan población en el medio rural, objetivo compartido en toda la Comunidad. En ese sentido, Fernández Mañueco recordó los 2.248 ayuntamientos, en torno a 900.000 personas que viven en esos munipipios, «con historia propia».

Así, insistió en que su futuro «no deber ser fruto de una decisión de lejanos despachos», debe estar construido desde el pleno acuerdo de sus habitantes, para asegurar la permanencia de unos servicios de calidad y de un tratamiento «especial y preferente» a sus necesidades, que debe incluir una fiscalidad favorable que sirva de reclamo de personas y empresas.