https://static.leonoticias.com/www/campo/modulos/del_valle_1040x80-kJMG-U40211490159tk-1040x80@Leonoticias.jpg

La Junta duplicará las ayudas a los ganaderos de ovino y caprino que reduzcan sus costes de producción

La Junta impulsa las ayudas al sector ovino./
La Junta impulsa las ayudas al sector ovino.

El Ejecutivo pone en marcha una herramienta que permite a los profesionales calcular los costes de sus explotaciones y solicitar soluciones en el caso de que estén por encima de lo aconsejable

LEONOTICIASLeón

La consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, anunció este viernes que el Ejecutivo autonómico financiará, hasta con el doble de las ayudas que «tradicionalmente» tienen los ganaderos de ovino y caprino en Castilla y León, para la implementación de medidas que les permitan la reducción del coste de producción de sus explotaciones. «Financiamos la búsqueda de la eficiencia y la competitividad», declaró la consejera.

Así lo dijo la portavoz del Ejecutivo autonómico durante su participación en una jornada en la que se ha dado a conocer el simulador de costes que ya se ha aplicado de forma exhaustiva durante los dos últimos años en la Red de Granjas de Ovino de leche de la Comunidad. En este estudio se han analizado los costes de producción en los diferentes tipos de explotación y el peso que tiene cada una de las variables, de forma que se ha hecho un cálculo medio para cada tipo de ellas. Ahora, serán los propios ganaderos quienes podrán acceder a esta herramienta para ver si sus costes se encuentran dentro de la media, por encima o por debajo.

La consejera explicó que, en el caso de que se perciba que en alguno de los aspectos se está invirtiendo más de lo que sería aconsejable, el ganadero podrá solicitar a la Junta un análisis económico, financiero y técnico «específico» y que será «confidencial», a partir del que se elaborará un documento «a la carta» que, a su vez, permitirá la solicitud de mejoras vinculadas a estos indicadores. «Vamos a ayudar para detectar dónde está el problema» y también se financiará «hasta con el doble de la ayuda que tienen tradicionalmente» a aquellos profesionales que implementen medidas que ayuden a reducir el coste de producción.

Simulador

Este simulador es un aparato «de fácil manejo» que funciona por estratos de producción, que ofrece resultados «visuales» y gráficos de posición, así como distribución de costes y una evolución en el tiempo. Una vez introducidos los valores de cada explotación, se indicará al ganadero si su explotación se encuentra en la media por encima o por debajo.

De media, según el estudio realizado, es la alimentación la que se lleva la mayor parte de la inversión, con un 50 por ciento de media, si bien hay quien destina a este fin el 40 por ciento y otros hasta el 67 por ciento de su inversión. Los salarios suponen una media del 20 por ciento, las amortizaciones el 13 por ciento o los gastos generales, los siguientes que más coste suponen ascienden al siete por ciento de media. Cualquier baremo que se posicione muy por encima o por debajo de esas medias podría ser objeto de análisis por parte de la administración.

Dado que se trata de uno de los sectores «más estratégicos» de Castilla y León, Marcos recordó que se lleva trabajando en el sector del ovino y caprino desde el principio de la legislatura dado que se vio salpicado por la crisis del vacuno de leche. Para ello se han adoptado más de una treintena de medidas para buscar la competitividad y la productividad, de manera que el sector tenga «cada vez menos dependencia de los mercados y de los vaivenes de los precios».

Con futuro

La consejera animó a los ganaderos a participar en esta iniciativa porque aclaró que no se puede incidir en el precio, pero sí mejorar la producción, tener menos costes y contratos más estables. «El sector tiene todo el futuro por delante» y abogó por la búsqueda de «estabilidad y beneficio», algo que aseguró que se consigue trabajando en las variables en las que ya se está incidiendo.

Entre los avances más importantes que se han alcanzado en el programa de desarrollo rural, la consejera explicó que se han recibido 444 solicitudes (225 de incorporación y 219 de modernización) y se han concedido subvenciones por importe de 11,6 millones de euros para una inversión de 30,9 millones. Recordó que Castilla y León es la única Comunidad con 30 organizaciones productoras de ovino que engloban a más de un millar de ganaderos.

Además, desde el año 2015 la producción media ha crecido un 13,6 por ciento por explotación y un 14,7 por ciento por oveja gracias a la incorporación de la innovación. Igualmente se ha convocado una orden de ayudas pro importe de 2,5 millones de euros para favorecer la comercialización conjunta, y se ha dado formación especializada en contratos y desestacionalización, con más de 1.200 solicitudes de asesoramiento.

Podemos

Por último, puso de relieve la estabilidad que se ha dado al sector, ya que se ha pasado del 33 por ciento de leche recogida bajo contrato en el año 2015 al 85 por ciento de este año, un paso «importante» que ofrece «estabilidad» al sector. «Podemos hacer que se aumente la productividad, reducir costes y dar estabilidad al sector», insistió.

En este sentido, Marcos pidió al Gobierno la creación de un grupo de trabajo nacional para la regulación de los precios de la leche. «Si hay una Comunidad que tiene problemas, va a empezar a bajar los precios», de ahí la necesidad de adoptar medidas a nivel nacional «para controlar la producción cuando no hay una demanda real o no hay un contrato asegurado para la venta». Y es que la consejera recordó que en Castilla y León se ha recogido toda la leche cuando en otras comunidades hay ganaderos que no han podido hacer las entregas. «Por mucho que hagamos nosotros, vamos a tirar piedras contra nuestro propio tejado por intentar buscar la estabilidad» cuando hay otras comunidades donde se está incrementando la producción «exponencialmente» y ha habido «serios problemas» con los ganaderos, concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos