https://static.leonoticias.com/www/campo/modulos/del_valle_1040x80-kJMG-U40211490159tk-1040x80@Leonoticias.jpg

El inicio de la cosecha y los peritos agrarios confirman rendimientos con pérdidas del 56% en el secano leonés

Unas espigas de cebada en un campo. /
Unas espigas de cebada en un campo.

La falta de lluvias ha hecho retroceder en el tiempo a los agricultores leoneses que vuelven a temer los malos resultados de 2017 | El inicio de la campaña está dejando rentabilidades por debajo de los 1.800 de media en las zonas del sur de la provincia

I. SANTOS
I. SANTOSLeón

La sequía ha vuelto a poner 'entre la espada y la pared' a los agricultores leoneses que sin olvidar la catastrófica cosecha de 2017 se enfrentan a una nueva 'estocada'. El sur de la provincia, principalmente la zona de Sahagún y Los Oteros han sido los terrenos más dañados por la falta de lluvias.

Los agricultores de secano han empezado a cosechar y los peritos de Agroseguro ya están haciendo estudios sobre la situación de los terrenos asegurados. Y la situación es de alerta. Los primeros resultados de las cosechas no son los esperados con el inicio de campaña, momento en el que se esperaba una rentabilidad en los cultivos de secano cercana a los 3.800 kilos por hectárea.

«Los datos se van a aproximar a las últimas previsiones de Asaja», explica José Antonio Turrado que recuerda que «nosotros calculamos que el secano, cebada y trigo principalmente, saldría a unos 1.800 kilos». Según las estimaciones de la Asociación de Jóvenes Agricultores, en Castilla y León se producirán este 2019 unas 3.463.000 toneladas de cereal (trigo y cebada principalmente). Unos datos que reflejan un 40 por ciento menos de la media de los últimos años, que se sitúa en unas 5.800.000 toneladas.

Cantidad no muy alejada de lo que marcó en su momento la Comisión de Estadística de la Junta de Castilla y León que habla de en torno a unos 1.900 kilos por hectárea. A principios del mes de mayo la propia Junta cifraba los rendimientos del cereal en 3.600 kilos por hectárea en trigo y 3.200 para la cebada. La situación a fecha de hoy es completamente distinta y ya se habla de pérdidas superiores al 56%.

Comienza la recogida

Las escasas lluvias de los últimos días han retrasado la cosecha en algunas zonas en las que se espera que se puedan retomar en los próximos dos o tres días. «Los que han empezado no tienen buenos rendimientos, pero esperaremos a ver las medias», explica José Antonio Turrado.

En las cebadas de la zona de Sahagún hay algunas hectáreas que tienen unos rendimientos de 600 kilos por hectárea, pero desde Asaja esperan que la media de todos los rendimientos sea más elevada.