https://static.leonoticias.com/www/campo/modulos/del_valle_1040x80-kJMG-U40211490159tk-1040x80@Leonoticias.jpg

La CHD informa a comunidades de regantes de León sobre los ontenidos de la revisión del Plan Especial de Sequías en la cuenca del Duero

La CHD informa a comunidades de regantes de León sobre los ontenidos de la revisión del Plan Especial de Sequías en la cuenca del Duero

La sede de Ferduero en la localidad de Hospital de Órbigo ha acogido esta mañana la sesión, en la que se han abordados cuestiones como medidas previstas para mitigar sus efectos y sistemas de indicadores

LEONOTICIAS

La Confederación Hidrográfica del Duero, organismo adscrito al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, ha organizado hoy en la localidad leonesa de Hospital de Órbigo una sesión informativa sobre los contenidos de la revisión del Plan Especial de Sequías de esta cuenca, actualmente en exposición pública, dirigida a comunidades de regantes de los sistemas Órbigo y Esla.

La acción, que ha tenido lugar en la sede de la asociación Ferduero, forma parte de interés del organismo de cuenca por dar a conocer el Plan para que puedan presentar propuestas y sugerencias, tanto agentes implicados en la gestión del agua como ciudadanos en general, ya que permanecerá en exposición pública hasta el próximo 22 de marzo.

En la sesión ha intervenido el jefe de Área de Planificación de la Oficina de Planificación Hidrológica de la CHD, Javier Fernández Pereira, quien ha destacado que la modificación del Plan de Sequía, en línea con el nuevo juego de indicadores de sequía y escasez, incluye dos conjuntos de medidas o acciones a llevar a cabo.

Aumento de la oferta y ajuste de la demanda Por un lado, para afrontar el problema del déficit hídrico se proponen actuaciones tales como la reducción de los caudales ecológicos al mínimo de sequía que establece el plan hidrológico. Por otro lado, respecto a la escasez, se proponen acciones encaminadas a aumentar la oferta de agua donde sea posible, pero también a gestionar la demanda para ajustarla a la menor disponibilidad de agua.

Otros aspectos, como la vigilancia de los ecosistemas acuáticos o la calidad de las aguas destinadas al consumo humano, también son tenidos en cuenta. Además, se mejoran los mecanismos de coordinación entre agentes involucrados, y se agiliza la tramitación administrativa para poder dar una respuesta más rápida ante una posible situación de sequía.

Contenido Patrocinado

Fotos