https://static.leonoticias.com/www/campo/modulos/del_valle_1040x80-kJMG-U40211490159tk-1040x80@Leonoticias.jpg

Un grupo de socios de Acor propone una auditoría que permita solucionar los problemas de transparencia y financiación

Justino Medrano presenta la candidatura a la directiva de Acor./
Justino Medrano presenta la candidatura a la directiva de Acor.

La plataforma 'Amigos de Acor' presenta su candidatura a las elecciones del día 8 y pide una oportunidad para poder dar «aire nuevo» y «renovar» la gestión del cultivo de la remolacha

ICAL

Un grupo de socios de Acor ha propuesto la elaboración de una auditoría que permita «plantar las bases» de la situación en la que se encuentra la cooperativa para poner sobre la mesa propuestas concretas que mejoren los problemas de transparencia y financiación de la entidad. Bajo el nombre de plata forma de Amigos de Acor, han presentado una candidatura alternativa a la del actual presidente, Carlos Rico, de cara al proceso de selección del próximo día 8.

Entre las propuestas que plantea este colectivo se encuentran la necesidad de afianzar el cultivo de la remolacha en Castilla y León, así como recuperar el diálogo perdido con Azucarera. Abogaron por el mantenimiento en la Comunidad de «al menos» 25.000 hectáreas para seguir generando riqueza. Por otro lado, evidenciaron los problemas de transparencia y de financiación que existen en Acor, y que pretenden que sean otros de sus caballos de batalla, aunque aclararon que desconocen «hasta dónde» llegan esas dificultades.

Tal es así que el candidato a liderar este proyecto, el agricultor en la zona de Tordesillas, Justino Medrano, no descartó la posibilidad de tener que vender negocios paralelos al de la remolacha, aunque rechazó propuestas «concretas» a día de hoy hasta que no se tenga conocimiento exacto de las cuentas de la cooperativa, porque este año ha dado pérdidas y la misma situación se prevé para el próximo ejercicio. «Plantear negocios paralelos es interesante cuando hay dinero y riqueza», pero estimó que si se necesita financiación, es posible que hubiera que plantear la posibilidad de vender proyectos como el del parque solar. «Sin financiación no vamos a avanzar, es de cajón», declaró.

Este colectivo consideró que después de 16 años, Acor necesita «un cambio» por lo que han decidido dar el paso a una candidatura «de renovación» en la que estén integradas la mayor parte de las comarcas. Lamentaron la «escasa información» que tienen los socios de lo que ocurre en el seno interno de la cooperativa, en especial en un momento de «desánimo» como el actual, por lo que reclamaron una oportunidad a los socios para tener la oportunidad de aportar «aire nuevo» y crear un consejo rector en el que se escuche «la voz de todos».

A su juicio, el actual presidente, Carlos Rico, entró en Acor «con ilusión» pero se asentó en el cargo y «se están cometiendo los mismos errores» que anteriormente, con «falta de diálogo y transparencia». Además, abogaron por la renovación del cargo al frente de Acor como mucho cada ocho años para evitar cargos vitalicios. Medrano estimó que el momento para conseguir esa renovación es en la actualidad porque es «un momento clave» para evitar que el barco avance a la deriva.

En relación al precio, Medrano estimó que no tendría que reducirse el precio de la remolacha «si se hacen las cosas bien», y estimó que Acor tendría que hacer un esfuerzo, aunque no garantizó que esta situación pueda mantenerse el próximo año, algo que dependerá de los datos económicos de la cooperativa. «Hay patrimonio y capital para mantener el precio de la remolacha», estimó Medrano, quien incidió en la «falta de datos».

Con este proyecto sobre la mesa, este grupo de socios pidió «una oportunidad» al resto de remolacheros para tener la oportunidad de cambiar la situación. Para informarles sobre sus propuestas, tienen previsto mantener una reunión al día con remolacheros en diferentes zonas hasta el próximo día 8 para pedir el apoyo de los agricultores y poder «cambiar» para que una misma persona no pueda estar en el cargo más de ocho años.