El campo vive su día grande

Valencia de Don Juan recibe a miles de personas para celebrar la XXXVII edición de la Fiesta campesina organizada por el sindicato agrario Ugal -UPA

Una jornada donde ha reinado el orgullo de un sector. / Peio
N. Brandón
N. BRANDÓNValencia de Don Juan

Es la fiesta del campo por excelencia y un año más nadie ha querido faltar a la cita. El sindicato agrario Ugal – UPA ha celebrado este domingo la XXXVII edición de su tradicional Fiesta Campesina en las piscias de Valencia de Don Juan rodeados de música, vino y buen ambiente. Varios miles de personas han acudido a la capital coyantina para reunirse en una jornada donde sacar orgullo de las raíces.

Una fiesta que mezcla el carácter lúdico con el matiz reivindicativo y el análisis de un sector que necesita diversificar sus cultivos e impulsar la patata o la alubia para ser competitivos, según ha señalado el secretario general del sindicato Matías Llorente. Otras de las preocupaciones del campo se centran además en la crisis de la remolacha, así como la paralización de la reconcentración parcelaria y la modernización de regadíos.

Este año la novedad ha venido de la mano del Grupo del paloteo de cerezo de la localidad de Cabreros del Río, que ataviados con la vestimenta típica han representado esta danza de la zona que se ha recuperado con varios integrantes.

Una buena comida campestre ha puesto el toque gastronómico a un día donde sobran las ganas de pasar un domingo agradable con la compañía de vecinos, prieto picudo y el orgullo campesino.