https://static.leonoticias.com/www/campo/modulos/del_valle_1040x80-kJMG-U40211490159tk-1040x80@Leonoticias.jpg

Ante la crisis... caracoles

León se suma al negocio de la cría de este molusco, Fernando González es un joven emprendedor que decidió instalar su propia granja ante la falta de oportunidades laborales

Fernando González explota una pequeña granja de caracoles en San Roman de los Caballeros. / Ines Santos
S. FERNÁNDEZLeón

Ante la crisis, caracoles. Esta es la decisión que tomó Fernando González Arias, un joven emprendedor, que reside en la pequeña localidad de San Román de los Caballeros. Hace dos años, ante la falta de oportunidades laborales, decidió instalar su propia granja de caracoles. Un negocio novedoso en esta provincia pero cada vez más asentado en otras partes de España. «Estuve años estudiando este modelo de negocio, y al final me decidí porque creo que es un trabajo con mucho futuro, hay mucha demanda en España y muy pocas granjas, afirma Fernando para leonoticias.

Este interés empresarial no es casual. En España existe un consumo de caracoles anual de 400 gramos por persona al año, lo que supone unos 16 millones de kilogramos anuales. De esta cifra, sólo el 3% procede de granjas que se encuentran en territorio estatal, lo que hace que la mayoría de estos gasterópodos procedan de Marruecos, Mauritania o países de Europa del este.

Este joven emprendedor, en la actualidad cuenta con una finca de 3.000 metros cuadrados que le otorga una producción de más de 4.5000 kilogramos. En su interior, habita el burbajo o Helix aspersa, la especie más común para este tipo de explotaciones. Su alimentación se basa en una combinación de acelgas, berza, lechuga y pienso rico en calcio.

Fernando ya tiene una granja consumada dado que al finalizar el segundo año ya se adquiere una producción uniforme donde el caracol realiza su ciclo completo, sin necesidad de incorporar nuevos animales. El primer año tienen un rendimiento que oscila entre 500 y 800 gramos por metro cuadrado, triplicándose en el segundo año (entre 1,5 kg a 2 kg por metro cuadrado).

Precio

El precio del kilogramo ronda los 7,50 euros,. Este varia según la época del año en que nos encontremos, siendo durante los meses de invierno más caro debido a que muchas granjas carecen de producción durante este periodo. Son muchos los particulares y establecimientos leoneses que demandan este producto.

En pocos días este ganadero se tomará una merecidas «vacaciones» como consecuencia de que en León el clima es uno de los hándicap. Debido al frio, las granjas extensivas de esta provincia durante los meses invernales pierden su actividad, pasando a un proceso de hibernación. Además de tener que residir bajo una temperatura de entre 15 y 25 grados para para una óptima producción necesitan mucha humedad, con el aliciente de que el riesgo de bacterias y parásitos es muy alto. «Moscas, hormigas, ratón de campo son nuestros principales enemigos, por eso este tipo de granjas requiere una higiene estricta», detalla el dueño de este negocio.

Perfil del trabajador

El perfil del helicicultor es claro. Pequeñas explotaciones, centradas en el autoempleo, que sirven como complemento a otro tipo de actividad. Aunque la actualidad dibuja este marco, lo cierto es que es un empleo en este tipo de negocio está en auge y la provincia de León también se quiere sumar a este reto.