https://static.leonoticias.com/www/campo/modulos/del_valle_1040x80-kJMG-U40211490159tk-1040x80@Leonoticias.jpg

Castilla y León exigirá empezar a definir «de una vez» quién cobrará la PAC

Un agricultor trabaja en un campo de cereal en la zona de Medina del Campo, en Valladolid. /Fran Jiménez
Un agricultor trabaja en un campo de cereal en la zona de Medina del Campo, en Valladolid. / Fran Jiménez

Los consejeros de Agricultura se reúnen este lunes con el ministro en el primer encuentro político para elaborar un documento común

Sonia Andrino
SONIA ANDRINOValladolid

«Estamos fuera de plazo», lamenta la consejera de Agricultura, Milagros Marcos, ante la ausencia de una postura común sobre cómo se repartirán los fondos europeos que finalmente conformen las ayudas de la Política Agraria Común (PAC). Todavía no se ha cerrado el presupuesto comunitario (y no se cerrará antes de las elecciones europeas de mayo) pero la estructura de las nuevas subvenciones se da prácticamente por asentada, no oficialmente, pero sí en términos generales. El reparto se realizará en base a lo que se han denominado planes estructurales que permiten que cada estado miembro decida cómo y a quién llegarán las ayudas del campo.

En el caso de España «todavía no sabemos quién las percibirá», aseguraba la consejera de Agricultura Milagros Marcos antes de insistir en que hoy, en la primera reunión de rango político que mantendrán los consejeros con el ministro del ramo, Luis Planas, exigirá que «se empiece a definir ya» la figura del perceptor. «El debate será largo», reconoce Marcos, porque en el seno de las autonomías no hay una postura común sobre quién debe ser el receptor de las ayudas de la PAC, lo que en términos europeos se ha denominado «agricultor genuino».

La alianza europea con Andalucía y Extremadura

Castilla y León, junto con Andalucía y Extremadura se han integrado en la Coalición Europea de Regiones Agrarias de la que forman parten también otras comunidades europeas que pretenden mantener «un posicionamiento común fuerte» ante las propuestas de la PAC presentadas por la Comisión. Tras el cambio de Gobierno en la comunidad andaluza, la consejera de Castilla y León no advierte un cambio de postura en este sentido con la llegada de su partido al Ejecutivo de Andalucía. Insiste en que seguirán defendiendo la profesionalización de los receptores de las ayudas y asegura que mantendrá una conversación telefónica con el próximo gobierno andaluz para insistir en esta alianza.

El grupo se formó para reclamar que las regiones puedan seguir siendo actores decisivos en la planificación y ejecución de la Política Agrícola Comunitaria (PAC) en el ámbito del desarrollo rural porque a su juicio, con los nuevos Reglamentos europeos, «se pone en riesgo».

Castilla y León defiende –y así aparece recogido en el documento de comunidad pactado con una treintena de agentes agrarios, políticos, sociales y económicos– que se destinen al profesional del campo, «fundamentalmente al que vive de ello y se dedica a esto», pero en otras autonomías pelearán por seguir dirigiendo estas subvenciones a pequeños agricultores y modelos que se alejan de lo que en Castilla y León se entiende por «profesional». Algo parecido a «los que tienen un huerto», matizan.

El debate por tanto está servido y será largo, reconocen fuentes de la Consejería que apremian al ministro para que inicie lo más pronto posible la discusión y así poder cerrar un documento común «cuanto antes». Los plazos apremian porque, aunque se ha prorrogado la aplicación de la actual PAC más allá de 2020, el texto definitivo que recoja la postura de España debería ser una realidad antes de que termine este año.

5.000 enmiendas

Mientras, en el contexto comunitario, es la comisión de Agricultura del Parlamento Europeo la que está analizando las más de 5.000 enmiendas que se han presentado al borrador de los Reglamentos de la Comisión, entre las que se encuentran las que entregó la Junta de Castilla y León y que tienen que ver con la defensa del agricultor profesional como perceptor de las subvenciones y con la garantía de una financiación que no se encoja con respecto a lo que se ha venido percibiendo en los últimos años (1.000 millones de euros incluyendo los dos pilares de la PAC).

La idea es que en marzo, la comisión de Agricultura de la Eurocámara tenga un informe definitivo sobre los Reglamentos aunque antes de que eso ocurra solicitarán a la Comisión Europea que dé a conocer su posición sobre todas las enmiendas aprobadas y al Consejo (formado por los ministros de Agricultura) que formule observaciones al respecto.

Especialmente despobladas

Por otro lado, Milagros Marcos aprovechará también su intervención en la reunión de los consejeros para solicitar al ministro Planas que en el futuro Plan de Desarrollo Rural (PDR) que se confeccione con las partidas europeas (FEDER) del próximo periodo, se cree un fondo específico dirigido a las zonas especialmente despobladas con el que «ayudar a los jóvenes, mujeres o industrias del medio rural», explica Marcos, y se valoren de una forma positiva las nuevas inversiones y el asentamiento de actividad industrial en ese territorio.