La campaña del lúpulo se reduce un 20% con respecto al año pasado debido al ataque del 'hongo Oidio'

Peladora de lúpulo en pleno proceso de selección de conos.

La Sociedad Agraria de Transformación denuncia la ineficiencia de los nuevos productos que ha aprobado la Junta de Castilla y León para combatir este tipo de plagas

s.fernández
S.FERNÁNDEZQuintanilla de Sollamas

La ribera del Órbigo ya huele a lúpulo. La campaña de recogida de este producto fundamental para hacer cerveza está en su cumbre. Trabajo a contrarreloj para cosechar, secar y empaquetar para posteriormente llevar a la factoría. Es el último trabajo de la temporada antes de recibir los beneficios y de nuevo un año más viene bañado por las inclemencias, en este caso el ataque el hongo Oidio es el culpable de que, según las previsiones del presidente de la Sociedad Agraria de Transformación (SAT) Lúpulos de León, Alberto Martínez, se produzca un descenso de un 20% en el volumen recolectado con respecto al año pasado. Debido a esta enfermedad, que se puede apreciar al blanquecer los conos de esta planta enredadera, los agricultores han adelantado la recogida de este producto.

Desde la SAT denuncia la ineficiencia de los nuevos productos, que ha aprobado la Junta de Castilla y León, para combatir este tipo de plagas unido a la alta duración de los plazos de seguridad que existen desde que se aplica el producto hasta que este puede ser recolectado. «Queda demostrado que estos tratamientos no son efectivos porque el hongo se ha hecho resistente a la materia activa», señala Martínez.

Innovaciones

La campaña de este año viene marcada por la innovación y renovación de la forma de secar el lúpulo. Los actuales secaderos deben de incorporan fuentes de calor indirecto, con el objetivo de mejorar la calidad y garantizar una mayor seguridad alimentaria. «Los agricultores se han adaptado bien a estos cambios y poco a poco se están modernizando con la incorporación de prensas para el envasado o cortadores acoplados al tractor para la recolección», subraya el presidente de la SAT.

Nuevas variedades

Los avances en el cultivo de esta planta también pasan por la modificación de las variedades cultivadas, en la actualidad el Nugget es la mayoritaria pero la demanda de las cerveceras hacen que variedades como Apollo o Eureka vayan ganando terreno. «Hay sobre 25 hectáreas de estas nuevas plantas, se han comportado bastante bien, este tipo da más grados alfa y más producción», confirma Martínez, que es consiente que la demanda de estas nuevas variedades hará que en un futuro próximo los agricultores tengan que arrancar el Nugget para adaptarse a las nuevas necesidades de las cerveceras.

Hasta finales septiembre durará la campaña del lúpulo. León, con más de 500 hectáreas y 200 agricultores, es la principal provincia en cuento a este cultivo se refiere situándose en esta zona el 97 % de la producción nacional.