https://static.leonoticias.com/www/campo/modulos/del_valle_1040x80-kJMG-U40211490159tk-1040x80@Leonoticias.jpg

Azucarera prevé un incremento del 30% en el precio del azúcar esta campaña y unos ingresos por hectárea de 3.900 euros de media

Azucarera prevé un incremento del 30% en el precio del azúcar esta campaña y unos ingresos por hectárea de 3.900 euros de media

La compañía destaca la «magnífica evolución» del cultivo de la remolacha este año en la zona norte

ICALLeón

La compañía Azucarera afirmó que la tendencia alcista del precio del azúcar se sigue manteniendo, debido a la caída de las previsiones de producción para la campaña 19/20 en Europa debido a una reducción de la superficie cultivada de remolacha de en torno al cinco por ciento y a las dudas sobre los rendimientos finales como consecuencia de una meteorología adversa. Esto provocará previsiblemente un incremento del 30 por ciento en el precio del azúcar con respecto a la campaña 2018/2019.

Todo esto pone de manifiesto que Azucarera estará en disposición de anticipar parte del complemento vinculado a la evolución del precio del azúcar, que se aplicará sobre el precio base de 26 euros tonelada. A dicho precio base, hay que añadir las ayudas, que este año estarán en torno a los diez euros por tonelada equivalente.

En definitiva, de cara a la próxima campaña, la rentabilidad del cultivo podría estar próxima a la del año pasado, debido tres factores, los rendimientos que se esperan para esta campaña son sensiblemente superiores a los del año pasado; el precio del azúcar está subiendo y por lo tanto se va a anticipar un complemento aplicable sobre el precio base de 26 euros, y las ayudas serán superiores a las del año pasado. La directora del Área Agrícola de Azucarera sentenció que «teniendo en cuenta todos estos factores, nuestra estimación es que el ingreso total de nuestros agricultores podría rondar los 3.900 euros por hectárea de media».

Cultivo

La compañía Azucarera destacó también la «magnífica evolución» del cultivo de la remolacha este año en la zona norte y constató que los resultados de la primera muestra de precampaña, tomadas a finales de agosto, ya están por encima de los obtenidos la campaña pasada a finales de septiembre.

Esta situación, explicaron desde la empresa a Ical, es resultadode unas condiciones climáticas «favorables« hasta el momento y del »esfuerzo de los agricultores y técnicos para tomar las mejores decisiones agronómicas en cada parcela«.

Como novedad, destacaron las mismas fuentes, este año para tratar de hacer frente a la enfermedad de la cercospora, se puso en marcha un sistema de alertas entre los técnicos de Azucarera y los agricultores en determinadas parcelas que permitirá controlar el nivel de riesgo de infección según las condiciones climáticas.

En palabras de Salomé Santos, directora del Área Agrícola de Azucarera, «estos datos son muy prometedores y nos permiten afrontar la preparación de la nueva campaña con mucha ilusión. Estamos valorando internamente la fecha óptima de apertura de las tres fábricas de Castilla y León, para que la remolacha sea entregada en condiciones óptimas de rendimiento y sin tiempos de permanencia en el montón que perjudiquen al agricultor«.

En este sentido, con el fin de adaptar la apertura de todas las fábricas, desde Azucarera se está intensificando la labor de asesoramiento de los equipos técnicos con los agricultores para comenzar los planes de arranque en los momentos óptimos de rendimiento del cultivo.