https://static.leonoticias.com/www/campo/modulos/del_valle_1040x80-kJMG-U40211490159tk-1040x80@Leonoticias.jpg

Azucarera garantiza la apertura de su fábrica de La Bañeza y contratará 4.000 hectáreas

Un camión entra en las instalaciones de Azucarera en Toro./Ical
Un camión entra en las instalaciones de Azucarera en Toro. / Ical

La compañía prevé cultivar 5.000 hectáreas menos que en esta campaña y en Toro seguirá compartiendo productores con Acor

S. G.

La multinacional Azucarera calcula que este año, en la zona norte, alcanzará unas 12.000 hectáreas de superficie de remolacha contratadas, esto significa que son más de 5.000 hectáreas menos que en la presente campaña 2018-2019 cuando la superficie sembrada ha rondado las 18.000.

Con esas cifras, las tres fábricas de la multinacional en la región (Miranda, Toro y La Bañeza) «estarían abiertas» la próxima campaña, garantiza la directora Agrícola de Azucarera, Salomé Santos. «Hay mucha incertidumbre y eso provoca rumores y teorías que no reflejan la realidad; hemos pasado el bache más complejo con la liberalización, y esperamos llegar bien a esas cifras», explica. Aún sí, si no llegaran, «abriríamos», sentencia Santos.

A día de hoy, «en Miranda está prácticamente cerrada la contratación y creo que podremos llegar a las 3.100 hectáreas; en La Bañeza es muy pronto porque la fábrica acaba de cerrar pero esperamos una contratación razonable por encima de las 4.000 hectáreas y en Toro estamos en plena contratación, en general se trata de productores compartidos con Acor y pensamos que de alguna manera se pueda mantener la contratación en las dos fábricas, por lo que confiamos en estar en las 4.000 hectáreas», añade. La director agrícola de la multinacional asume ese descenso en la superficie como «una travesía que hay que realizar» amparada en el «cambio de modelo» que ha supuesto que la compañía rebajara seis euros el precio de la tonelada de remolacha, pactado en 42 euros en el AMI (Acuerdo Marco Interprofesional). Según Azucarera «todas las previsiones apuntan a que el precio se situará al menos en 39 euros por tonelada con un mínimo de complemento de tres euros debido, tanto al nivel de precios actual de venta de azúcar, como a su tendencia creciente».

La campaña, que acaba de concluir, se ha traducido en 1,3 millones de toneladas molturadas en las tres fábricas tras un año que Santos define como «complicado» desde el punto de vista agronómico con una meteorología «muy extraña».

Acor

En el caso de la cooperativa Acor, hasta el 30 de abril hay plazo para cerrar las contrataciones pero desde el departamento agronómico Miguel Ángel Catalán, adelanta que ahora mismo ya cuentan con 10.600 hectáreas y la previsión es llegar a las 14.500. Esto supondrá 3.500 hectáreas más «que nos pueden venir de Azucarera y de otros socios que han ampliado», matiza. «Es una cifra razonable para optimizar al máximo la fábrica, unos cuatro meses y medio de funcionamiento». Del total de esa superficie que se prevé contratar «ya hay bastante sembrado, más del 60% y en muy buenas condiciones porque el terreno estaba seco».