https://static.leonoticias.com/www/campo/modulos/del_valle_1040x80-kJMG-U40211490159tk-1040x80@Leonoticias.jpg

Asaja pide «medidas urgentes» al Gobierno para paliar la subida del precio del gasóleo agrícola

Asaja pide «medidas urgentes» al Gobierno para paliar la subida del precio del gasóleo agrícola

Cifra en un 42 por ciento el aumento de los carburantes respecto al año pasado hasta alcanzar los 0,975 euros el litro

ICAL

Asaja reclamó al Gobierno la adopción de «medidas urgentes» que permitan paliar la falta de rentabilidad de muchas explotaciones ante las subidas de los precios del gasóleo agrícola y los fertilizantes, lo que está «disparando» los costes de producción del sector agrario, que se encuentra en plena campaña de siembra. Según trasladó el sindicato agrario a través de un comunicado, el precio del carburante se ha elevado en lo que va de año, respecto al otoño pasado, en torno a un 42 por ciento, de manera que para una explotación de unas 200 hectáreas de secano, los costes serían de 8.300 euros de gasóleo y otros 21.600 de abono, lo que supone más de 3.500 euros de diferencia respecto al año pasado.

En plena campaña de siembra, el precio del gasóleo B se sitúa en 0,975 euros el litro, cada vez más cerca de su máximo histórico que es de 1,12 euros el litro, alcanzado en 2012. La subida del gasóleo ha sido muy grande a lo largo del año y esto influye de forma directa en las cuentas de la explotación donde tiene «una incidencia especial» el aumento del precio de los carburantes.

Aunque el gasóleo B está bonificado gracias a la devolución parcial del Impuesto especial de Hidrocarburos aprobada en 2010 (se devolvían 78 euros por cada 1.000 litros consumidos), este reembolso parcial se ha reducido en 15 euros con la modificación de la Ley de Impuestos Especiales, que entró en vigor en julio del año pasado, lo que limitó la devolución del impuesto a 63 euros por cada 1.000 litros consumidos.

Con el fin de compensar la situación actual de las subidas del gasóleo agrícola, Asaja volvió a solicitar una reducción en el IRPF de la factura del gasóleo del 35 por ciento y del 15 por ciento en los plásticos y fertilizantes, medidas que se implantaron en los años de mayores subidas del precio de los carburantes y que fueron muy efectivas para los agricultores.

Contenido Patrocinado

Fotos