https://static.leonoticias.com/www/campo/modulos/del_valle_1040x80-kJMG-U40211490159tk-1040x80@Leonoticias.jpg

Asaja cree que las ayudas directas de la PAC harán caer la renta agraria en la provincia de León el 6,19%

Una persona trabajando en el campo./
Una persona trabajando en el campo.

En términos constantes, teniendo en cuenta el efecto de la inflación, la caída de las ayudas se sitúa en una media anual, entre el 2021 y el 2027, de 17,4 millones de euros

LEONOTICIAS

La Comisión Europea ha presentado la propuesta de Reglamento del Consejo por la que se establece el marco financiero plurianual para el periodo 2021-2027. En el epígrafe 3 de Recursos Naturales y Medio Ambiente, se incluyen los gastos en concepto de 'ayudas relacionadas con el mercado y pagos directos', que representa el grueso de las ayudas que percibe el sector agroganadero dentro del concepto genérico de la Política Agrícola Común (PAC). Para los siete años del marco financiero, del 2021 al 2027, el presupuesto de gasto en ayudas directas es de 254.247 millones de euros (a precios 2018). En el periodo anterior, de 2014 a 2020, el gasto a precios constantes de 2018 es de 315.120 millones de euros, lo que supone una reducción entre periodos del 19,36%. En precios corrientes, en el periodo 2014-2020 el gasto está siendo de 308.734 euros, y en el nuevo periodo será de 286.195 euros, lo que supone una caída del 7,3%.

Según los cálculos de Asaja, en la provincia de León, esta propuesta representa una caída media anual de las ayudas directas, en términos corrientes, de 6,5 millones de euros. En términos constantes, teniendo en cuenta el efecto de la inflación, la caída de las ayudas se sitúa en una media anual, entre el 2021 y el 2027, de 17,4 millones de euros.

Las ayudas directas representan el 32% de la renta agraria de la provincia de León. Si en términos constantes la caída de estos ingresos es del 19,36%, su repercusión en la renta agraria es del 6,19% anual. Esta caída de renta agraria es más evidente en sectores que reciben mayores apoyos de la PAC, como cereales, vacuno, ovino o remolacha, y por el contrario menor en la ganadería intensiva, el viñedo, y las frutas y hortalizas.

Asaja considera «muy improbable» poder compensar esta caída de la renta agraria debida a una menor aportación de fondos europeos por la vía de reducir los costes de producción –ya muy ajustados-, y más improbable todavía por la vía de vender más caros los productos. En un mundo globalizado hay que pensar que los precios de los alimentos se van a mantener en los próximos años, particularmente los precios en origen, obligando al agricultor a perder poder adquisitivo.

El sindicato agrario cree que el debate de presupuestos es el más importante con relación a la política europea, relegando a un segundo lugar el debate en sí de la reforma de la PAC, cuyo borrador de textos legislativos se presentará próximamente. Las ayudas de la PAC son imprescindibles en una agricultura como la de la provincia de León, basada en producciones extensivas, donde debido a la climatología las alternativas de cultivo son francamente escasas.

Contenido Patrocinado

Fotos