https://static.leonoticias.com/www/campo/modulos/del_valle_1040x80-kJMG-U40211490159tk-1040x80@Leonoticias.jpg

Los apicultores leoneses calculan que en la «castrófica» campaña han recolectado un 90% menos de miel

Panales de una explotación apícola. / Noelia Brandón

Desde Urzapa se estima que este último año ha sido «el peor de los últimos cincuenta años» | El colectivo confía en pasar página ante unas previsiones mejores para la próxima campaña

NACHO BARRIO León

El año 2017 no pasará al recuerdo de los apicultores leoneses, ni del campo en general. El 'annus horribilis' va quedando atrás, pero su impacto estará presente durante varias temporadas.

La miel leonesa también ha sufrido la mala campaña, que desde el colectivo Urzapa califican de «catastrófica».

«En el día a día estamos vivendo todavía los problemas derivados de la sequía, que se intensificó desde junio del año pasado», explica Urbano González, sin duda el rostro más visible de Urzapa.

El mal año se traduce en cifras. Urbano calcula que, en términos generales, la recoleccción fue «un cinco o un diez por ciento de lo recolectado en un año normal, algo que en cincuenta años no se había dado».

Esta situación se agrava, como explican desde Urzapa, en las explotaciones nuevas, cuya importante inversión reciente afronta los escasos ingresos generados por la última campaña.

Apuesta decidida

A pesar del mal año, Urzapa sigue firme en su apuesta por un sector en clara pujanza. Así, confía en el asesoramiento constante a los apicultores, en un capítulo en el que «estamos muy contentos, porque seguimos creciendo e implementando proyectos de I+D+I para beneficiar a los apicultores».

Urzapa ya cuenta, además, con el asesoramiento de una bióloga y una veterinaria.

Previsiones esperanzadoras

Sea como fuere, el carácter de Urbano González está lejos del desánimo. «Las previsiones son mejores pero no son óptimas, porque venimos de un año hídrico ínfimo y las reservas de los pantanos son muy pequeñas», comenta.

Con las últimas nieves sería difícil repetir el año «catastrófico» para los apicultores, que buscan esperanzas en volver a recolectar.

Temas

León

Contenido Patrocinado

Fotos