La actuación contra los topillos permite intervenir en más de 3.300 kilómetros de reservorios y vías de dispersión

Restos del paso del topillo por un cultivo./
Restos del paso del topillo por un cultivo.

Desde la última reunión del grupo interadministrativo a mediados de agosto, se han intensificado las labores de lucha y prevención incrementando en un 32 por ciento los kilómetros en los que se ha actuado

ICAL
ICALLeón

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, ha presidido una nueva reunión de seguimiento del Grupo de Trabajo Interadministrativo de Colaboración en Lucha Integral contra el Topillo Campesino. En ella se ha constatado que la labor de las distintas administraciones está siendo bastante eficaz para reducir el repunte poblacional de este roedor. En concreto, las distintas administraciones han facilitado los datos e incidencias sobre las medidas que se están poniendo en marcha y que han permitido que se haya actuado ya en más de 3.300 kilómetros de reservorios y vías de dispersión en las provincias de Palencia, Valladolid, León, Zamora y Burgos.

Desde la última reunión del grupo interadministrativo a mediados de agosto, se han intensificado las labores de lucha y prevención incrementando en un 32% los kilómetros en los que se ha actuado. Estas medidas están contribuyendo sustancialmente a la destrucción de las huras de este roedor. Los datos facilitados por las administraciones, y el seguimiento hecho por los grupos de trabajo provinciales, confirman que se ha actuado ya en todas las zonas prioritarias lo que está permitiendo luchar y prevenir la presencia de este roedor en esos espacios.

Rápida expansión

La lucha contra los repuntes poblacionales del topillo campesino es un asunto complejo por diversos aspectos: la rápida capacidad de reproducción de este roedor, los factores climáticos, la diversidad de ecosistemas donde se reproduce y alimenta y la cubierta vegetal en reservorios y vías de dispersión. La interacción entre todos estos condicionantes influye a la hora de gestionar una adecuada estrategia de lucha continua e integral.

Dentro de las actuaciones que se vienen realizando, hay que destacar el volteo o arado del suelo agrícola para la destrucción de huras y disminución de la población de topillos situada en zona agrícola. Además, por parte de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural se vienen realizando diferentes actuaciones entre las que se pueden resaltar la emisión de recomendaciones y avisos preventivos y de lucha a través de diferentes dependencias y medios que se han emitido desde otoño e invierno 2018 y se han reforzado en primavera y verano 2019.

Otra de las medidas que están teniendo una especial incidencia en la lucha integral contra el topillo campesino es la biológica. En aquellos municipios en los que se ha aumentado la presencia de rapaces se ha podido verificar una disminución sustancial de este roedor. Aunque los datos no son definitivos, se calcula que en esta campaña han estado activos en la depredación de estos roedores aproximadamente 1.500 cajas nido instaladas para rapaces.