https://static.leonoticias.com/www/campo/modulos/del_valle_1040x80-kJMG-U40211490159tk-1040x80@Leonoticias.jpg

La Comunidad de Regantes muestra su profunda preocupación por la escasa reserva de Barrios de Luna para la campaña de riegos

Los agricultores siguen mirando al cielo sin saber qué y cuánto sembrar, ya que la opción de resiembra puede ser la única solución para salvar la cosecha | Pide a la Confederación Hidrográfica del Duero que extreme las actuaciones y la vigilancia para ajustar al máximo los caudales circulantes por los ríos Luna y Órbigo

LEONOTICIAS

El pasado 3 de abril de 2017 se celebró Sesión Extraordinaria de la Junta de Explotación del Órbigo para analizar la situación de reserva existente en el Embalse de Los Barrios de Luna y presentar las previsiones de dotación para la campaña que se debe iniciar.

Quedó claro que «nos encontramos en una de las zonas deficitarias que cíclicamente sufren períodos de sequía y que ponen en riesgo la satisfacción de las necesidades hídricas de los cultivos», como se ha podido constatar en los últimos años en las campañas 2002, 2006, 2008 y 2012. Teniendo en cuenta que las aportaciones del presente año hidrológico están por debajo del 50 % de la media de los últimos años, la previsión es que «pudiéramos disponer de aproximadamente 180 Hm3 para satisfacer las necesidades de los cultivos, lo que significa estar por debajo de los 3.500,00 m3/ha para dar riego a las 52.600,00 has que cuelgan del sistema, frente a los 5.600-5.800 m3/ha de media de consumo desde que en el año 2002 pasáramos a la superficie actual tras la ampliación de la zona regable».

Quince días después, la sequía ha sido extrema y las temperaturas elevadas, lo que «nos ha obligado a utilizar el agua del Embalse para dar un riego de emergencia al trigo, los cultivos forrajeros y la nascencia de la remolacha», lo que ha provocado que el Embalse frenara su lento ascenso y haya bajado ligeramente la reserva. Han pasado 15 días y se siguen encontrando en una situación peor a la anterior y las previsiones meteorológicas no apuntan a que durante el mes de abril vaya a mejorar este escenario, por lo que cada vez queda menos tiempo para que podamos disponer de más reserva para la correcta satisfacción de las necesidades de riego.

Tras las pérdidas sufridas en la pasada cosecha por las incesantes lluvias de la primavera que retrasaron en exceso las siembras y causaron costes adicionales de resiembra, ahora los agricultores miran al cielo para ver si soluciona los problemas de escasez y sienten incertidumbre en relación a la toma de decisiones sobre qué y cuanto sembrar y en unas fechas en las que la actividad en el campo debería ser frenética, no se percibe el movimiento deseado, con una sequía en el terreno que dificultaría la nascencia de los cultivos que en estos momentos se quisiesen implantar.

Ante estas circunstancias expuestas, nuestra Comunidad pide a la Confederación Hidrográfica del Duero que extreme las actuaciones y la vigilancia para ajustar al máximo los caudales circulantes por los ríos Luna y Órbigo. Ya que un error en la modificación del Plan de Sequía de nuestro Sistema de Explotación con motivo de la aprobación del Plan Hidrológico de la Demarcación del Duero en enero de 2016, «ha impedido que dicho sistema entre en situación de alerta o emergencia, lo que nos hubiera permitido reducir a la mitad los caudales de desembalse y los ecológicos en los puntos de control relevantes, con la consiguiente pérdida de reserva en el Embalse de Los Barrios de Luna en un año como el actual».

Por todo ello, la Comunidad de Regantes de la Presa de la Vega de Abajo, que riega 1.569 has con aguas procedentes del Embalse de Los Barrios de Luna, quiere apoyar de nuevo la urgente construcción de nuevas regulaciones que ayuden a paliar la situación de déficit cíclico que padece el Sistema Órbigo.

Contenido Patrocinado

Fotos