El Tribunal Supremo confirma la condena de seis meses de cárcel para el profesor del Campus de Ponferrada acusado de acoso sexual

Juicio en Ponferrada del profesor del Campus acusado de acoso sexual por una alumna./
Juicio en Ponferrada del profesor del Campus acusado de acoso sexual por una alumna.

Los hechos sucedieron entre los años 2006 y 2008 cuando la alumna cursaba sus estudios en la Escuela de Ingeniería Agraria y el profesor le hizo comentarios y proposiciones de tipo sexual en varias ocasiones a una alumna

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

El Tribunal Supremo ha confirmado la condena de seis meses de cárcel para el profesor del Campus de Ponferrada de la Universidad de León que fue acusado de acoso sexual por una alumna la Escuela de Ingeniería y Ciencias Agrarias.

El docente no entrará en prisión al no tener antecedentes penales pero no podrá ejercer su profesión durante un periodo de tres años al haber sido inhabilitado para ejercer el cargo. Asimismo, deberá indennizar a la víctima con la cuantía de 2.500 euros.

Los hechos ocurrieron hace once años, cuando R.G.P., utilizó su autoridad como docente, según recoge la sentencia dictada por la Audiencia Provincial de León y ratificada ahora por el alto tribunal, para reclamar favores sexuales a una alumna, en aquel momento de 20 años, durante dos cursos, 2006/07 y 2007/08, a cambio de mejorar sus calificaciones.

En el año 2009 la víctima comentó a un delegado de curso lo que le había pasado y él lo puso en conocimiento del director de la facultad. Se supo entonces que este profesor también había acosado a otras dos alumnas. La Universidad de León puso estos hechos en conocimiento de la Fiscalía. Fue el ministerio fiscal quien formalizó la denuncia.

Ha sido fundamental, según se recoge en la sentencia, la declaración de la propia víctima en el acto de la vista oral en la que ha declarado de forma clara y contundente en relación con los hechos que se han declarado probados, relatando que mientras fue alumna del acusado recibió varias insinuaciones, haciéndola ver que podría aprobar la asignatura sin estudiar, al tiempo que realizaba manifestaciones de evidente connotación sexual.

También han declarado las otras dos alumnas que sufrieron acoso, si bien por haber sucedido los hechos con anterioridad, estos ya habían prescrito.El acusado ha sido condenado por un delito de acoso sexual funcionarial (acoso sexual ejercido por funcionario público) a una pena de 6 meses de prisión y a la inhabilitación absoluta por un plazo de 3 años.