Regantes del Canal Bajo del Bierzo impugnan votos del sí a la modernización de regadíos

Canal Bajo del Bierzo. /CÉSAR SÁNCHEZ
Canal Bajo del Bierzo. / CÉSAR SÁNCHEZ

Los comuneros, que denuncian ante la Confederación Miño-Sil sufragios duplicados y hasta de fallecidos, aseguran que el visto bueno al proyecto implicaría la unión con el Canal Alto

LEONOTICIASPonferrada

Miembros de la Comunidad de Regantes del Canal Bajo del Bierzo han impugnado ante la Confederación Hidrográfica Miño-Sil votos emitidos durante la polémica asamblea del colectivo que el pasado mes de septiembre dio su visto bueno al proyecto de modernización de regadíos. Se trata de comuneros de Ponferrada, Fuentesnuevas, Columbrianos y Posada del Bierzo, que hablan de sufragios «duplicados», de no empadronados y hasta de personas fallecidas, al tiempo que advierten de que la ejecución del plan de obras tal y como está previsto implicaría, por el acceso a la toma desde su concesión, la unión efectiva con el Canal Alto del Bierzo. «Se unificarán y asumirán las deudas anteriores y futuras de forma conjunta», alertan.

Los regantes impulsores de esta iniciativa consideran que no se cotejaron y comprobaron debidamente poderes a favor de personas físicas para comparecer en representaciones de personas jurídicas en el caso de varias empresas, así como varias entidades públicas como juntas vecinales y ayuntamientos. «Constan», añaden en el escrito remitido a la Confederación, «autorizaciones otorgadas por personas fallecidas, por tanto no solamente que estas autorizaciones han sido suscritas por personas que ya murieron, sino que se ha procedido a votar en su nombre». Y adjuntan más de una veintena de nombres.

Mayoría cualificada

Incluso «dando por válida la votación y los apoderamientos utilizados», estos regantes sostienen que los partidarios de la modernización no obtuvieron en la citada asamblea la mayoría cualificada de tres cuartas partes de los sufragios al sumar 422 votos por los 180 en contra. «Para alcanzar esta mayoría cualificada se necesitarían 451 votos, que no se alcanzaron en modo alguno», consideran para interpretar como «nulo de pleno derecho» el pronunciamiento del acta que recoge la aprobación de este punto.

Con el argumento de que la firma del convenio para la modernización de regadíos podría hasta comprometer la «viabilidad y continuidad» de la Comunidad, los regantes acudieron primeramente a los Juzgados de Ponferrada para requerir la documentación necesaria al respecto, de cuyo estudio se deriva ahora la impugnación ante la Miño-Sil «siempre teniendo en cuenta que no se trata de oponerse a la modernización del regadío, sino de hacerlo de manera económica y sostenible».