La mesa por el futuro del Bierzo exige un plan específico para la «transición justa» en el sector de las térmicas

El presidente del Consejo Comarcal del Bierzo, Gerardo Álvarez Courel (C), durante una de las reuniones de la Mesa del Ferrocarril y de la Mesa por el futuro del Bierzo./César Sánchez
El presidente del Consejo Comarcal del Bierzo, Gerardo Álvarez Courel (C), durante una de las reuniones de la Mesa del Ferrocarril y de la Mesa por el futuro del Bierzo. / César Sánchez

Reclama que se incluyan medidas de acompañamiento social para los trabajadores de las empresas auxiliares

D. ÁLVAREZ

La mesa por el futuro del Bierzo exigirá al Gobierno la creación de un plan específico para promover una «transición justa» en el sector de las centrales térmicas, a imagen del firmado hace escasos días para crear un nuevo acuerdo marco en el sector de la minería del carbón, según avanzó el presidente del órgano y del Consejo Comarcal, Gerardo Álvarez Courel. Tras la reunión mantenida en la mañana de este lunes, Álvarez Courel explicó que el plan debería incluir también medidas de acompañamiento social para los trabajadores de las industrias auxiliares de los centrales, para los que pidió que se garantice su recolocación o se estudie la posibilidad de abrir la puerta a procesos de prejubilación.

Al respecto, el encuentro celebrado este lunes en la sala Río Selmo de Ponferrada contó con la habitual asistencia de alcaldes mineros, sindicatos, patronales, representantes de los grupos en el Consejo Comarcal y del comité de empresa de la central de Compostilla, ubicada en el municipio de Cubillos del Sil. Este lunes, además, se sumaron a la reunión los representantes de la recién constituida plataforma de auxiliares de la central, que se encargan de labores como el mantenimiento eléctrico y mecánico, la limpieza de las instalaciones o el transporte.

Tras escuchar a los representantes de estos 180 empleados, la mesa pedirá por carta al Ejecutivo que obligue a Endesa, propietaria de la central, a llevar a cabo las inversiones necesarias en Compostilla para permitir la continuidad de la central y garantizar el mantenimiento de los empleos directos e indirectos. «No podemos ser insensibles a esa problemática», recalcó Álvarez Courel, que señaló que muchos de los trabajadores llevan más de 30 años trabajando en la central.

Igualmente, la mesa reclamará la creación de un marco regulatorio estable para el sector de la energía térmica, que favorezca la continuidad de instalaciones sobre las que pende la amenaza de cierre «mientras no llegan las prometidas alternativas», explicó el presidente comarcal, que insistió en la necesidad de «seguir quemando carbón autóctono mientras sea necesaria la generación de un solo MW con esta fuente de energía».

Además, Álvarez Courel reiteró la invitación cursada por la mesa para que la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, visite la cuenca minera berciana y las instalaciones de la Fundación Ciudad de la Energía (Ciuden) en la comarca. Al respecto, el presidente de la mesa consideró que Ciuden debe ser «el punto de apoyo del desarrollo futuro y de la reactivación económica de la comarca».

Plataforma del ferrocarril

Antes de la reunión de la mesa por el futuro del Bierzo, la sala Río Selmo acogió otro encuentro, en este caso de la plataforma del ferrocarril, en la que participan ayuntamientos e insituciones de las comarcas leonesas del Bierzo y la Maragatería, así como de la gallega de Valdeorras. Durante el encuentro, el presidente informó de la adhesión del colectivo a la plataforma Atlántico Noroeste, que preside el también presidente de la Federación Leonesa de Empresarios (Fele), Javier Cepedano, cuyo objetivo es promover la «unidad de actuación» en las iniciativas que tengan que ver con la creación de la nueva red de infraestructura viaria que conecte los puertos gallegos y asturianos con la meseta.

En esa línea, la plataforma berciana defendió su propuesta para mejorar la promoción pública de esta nueva infraestructura, con el objetivo de «implicar a las empresas interesadas y a la población en general» en el desarrollo de las actuaciones. Al respecto, Álvarez Courel recordó que el Corredor Mediterráneo cuenta con 130.000 firmas de apoyo y reclamó un apoyo similar para el proyecto que recorrerá el noroeste peninsular.

Igualmente, el presidente confió en poder celebrar en el Bierzo una jornada divulgativa sobre los trabajos que lleva a cabo la plataforma Atlántico Noroeste, al estilo de la que se celebró en Gijón el pasado 18 de septiembre. «La sociedad del Bierzo y de la provincia de León tiene que tener claro lo que estamos pidiendo», subrayó.

Cabe recordar que el pasado mes de junio la Comisión Europea aprobó modificar el trazado del Corredor Atlántico de Transporte de Mercancías para incorporar el noroeste español, en una decisión que aún deberá ser refrendada por el Europarlamento y el Consejo de Europa. La decisión abrió la puerta a la llegada de fondos comunitarios para la modernización de la línea de ferrocarril de mercancías a través del mecanismo de financiación 'Conectar Europa' para impulsar la conexión ferroviaria de los puertos marítimos de Vigo, A Coruña, Gijón y Avilés, a través de Palencia, Ponferrada, León y Monforte de Lemos (Ourense).

Cambio de frecuencias

Por último, el encuentro sirvió para dar cuenta de la modificación de las frecuencias de ciruclación de uno de los regionales que cubre el trayecto entre León y Vigo, debido a las obras que Adif está ejecutando en el túnel Corrales, cerca del municipio de Torre del Bierzo. A causa de esos trabajos, Renfe decidió retrasar el tren que salía a las 7.05 horas de León y llegaba a Vigo a las 14.12 horas con el objetivo de aprovechar las horas de la mañana para que los operarios avancen en las obras.

Según explicó Álvarez Courel, numerosos vecinos de localidades como Bembibre, la Granja de San Vicente, Brañuelas e incluso Astorga, que utilizaban el transporte para llegar a las 9 horas a Ponferrada, se quejaron al Consejo Comarcal por una situación en la que tenían que sufrir «horarios que no sirven para nada».

Tras las negociaciones con Adif, el tren saldrá a las 6.25 horas de León y llegará, tras pasar por Astorga, a la localidad de Brañuelas a las 7.32 horas. Desde allí, el servicio se llevará a cabo en microbuses hasta Ponferrada, donde los vehículos tienen prevista su llegada a las 9 horas, tal y como sucedía antes de las obras. Debido a que el servicio de microbuses que cubrirá ese trayecto ha tenido que salir a licitación pública, la medida no entrará en vigor hasta el 3 de diciembre, avanzó Álvarez Courel, que recordó que los trabajos en la vía tienen prevista su fecha de finalización el 16 de abril de 2019.

Contenido Patrocinado

Fotos