Las heladas provocan un 50% de pérdidas en la cosecha de manzana y un 30% de la de pera del Bierzo

Recolección de la pera conferencia del Bierzo. /César Sánchez
Recolección de la pera conferencia del Bierzo. / César Sánchez

El director técnico de los sellos de calidad reconoce que en ambos casos «vamos a esta por debajo de una cosecha normal» que en el caso de la pera se sitúa en 12,5 millones de kilos y que en el de la manzana llega a los 3 millones de kilos de producción

CARMEN RAMOSPonferrada

Las heladas provocan un 50% de pérdidas en la cosecha de manzana y un 30% de la de pera del Bierzo

El director técnico de los sellos de calidad reconoce que en ambos casos «vamos a esta por debajo de una cosecha normal» que en el caso de la pera se sitúa en 12,5 millones de kilos y que en el de la manzana llega a los tres millones de kilos de producción

Las heladas de primavera han tenido de nuevo consecuencias devastadoras en el campo berciano. Los mayores efectos se han dejado sentir en la cosecha de manzana reineta del Bierzo donde todo hace presagiar que la campaña se cerrará con un 50% de pérdidas. Efectos también devastadores en el caso de la pera conferencia donde la recolección que en este caso está a punto de cerrarse lo hará este año con un 30% menos de fruta recogida por los productores de la comarca.

El director técnico de los sellos de calidad del Bierzo, Pablo Linares, valora que en ambos casos «vamos a esta por debajo de una cosecha normal» que en el caso de la pera se sitúa en 12,5 millones de kilos y que en el de la manzana llega a los tres millones de kilos de producción.

Linares reconoce que aparte de los daños en cantidad también habrá que valorar cómo han afectado las heladas a la calidad de la fruta «por lo que hay que ver de toda la cosecha que realmente entra cuánta realmente cumple» para poder salir al mercado con el marchamo de calidad, Marca de Garantía en el caso de la pera e Indicación Geográfica Protegida para la manzana.

Por lo que respecta a esta última, el director técnico de los marchamos de calidad reconoce que todavía «mucho más pesimistas» ya que «está mucho más afectada» ya que «por su propia fisiología es más difícil de superar adversidades climáticas como la de la helada entonces tiene un daño mayor», indicó. No obstante, Pablo Linares reconoce que es necesario esperar al inicio de la «campaña fuerte» para valorar los daños en su justa medida dado que «una cosa es cuando estás en la finca y otra cuando metes las manos y empiezas a sacar piezas y a ver realmente lo que se recoge, lo que rinde y cuántos kilos van saliendo de las parcelas». «Todavía es pronto pero seguro que va a ser un porcentaje mucho mayor que en pera», concluyó.