El Gobierno del PSOE en Cacabelos logra sacar adelante los sueldos con el apoyo del PP

PP y PSOE votan a favor de uno de los puntos del pleno./E.Jiménez
PP y PSOE votan a favor de uno de los puntos del pleno. / E.Jiménez

Izquierda Unida y Socialistas por Cacabelos se han opuesto a las retribuciones económicas del equipo de gobierno, a la designación de representantes en órganos supramunicipales y la creación de dos comisiones informativas

E.JIMÉNEZCacabelos

A la segunda fue la vencida. El equipo de gobierno del PSOE en el Ayuntamiento de Cacabelos ha logrado sacar adelante la organización de su gobierno para los próximos cuatro años y lo ha hecho gracias al apoyo expreso de los concejales del Partido Popular que con sus cinco votos han dado el 'ok' a las retribuciones económicas del alcalde y los ediles socialistas, a la designación de representantes en órganos supramunicipales y a la creación de comisiones informativas.

Con respecto a las retribuciones económicas y dedicaciones exclusivas y parciales, la propuesta socialista fue la misma que la presentada en el pleno que se celebró el 25 de julio, es decir, un sueldo para el alcalde, Junior Rodríguez de 2.120 euros y para los tres concejales socialistas de 1450 euros. En contra anunció su voto la portavoz de IU, Gemma Núñez, -que sustituyó a Susana Vila que no pudo asistir por motivos personales- puesto que «son muy cuantiosas las cantidades y son contrarias a la ética por lo menos hasta que la deuda del Consistorio sea cero».

En el mismo sentido se expresó la portavoz de SxC, Maika González, quien aseguró que «teniendo en cuenta que la deuda es de 3,9 millones de euros el aumento de los sueldos es abusivo». Además, planteó la «ilegalidad» de la retroactividad de los sueldos que también se aprobó, sobre todo porque los concejales del PSOE «no están dados de alta en la Seguridad Social, por lo que no puedes cobrar una retribución». «Que ellos lo quieran poner, ellos sabrán, pero habrá que mirar y depurar responsabilidades dentro de nuestras posibilidades».

Por su parte, Adolfo Canedo, portavoz del PP, argumentó el voto a favor de su formación asegurando que «el Ayuntamiento debe empezar a funcionar y el tercer municipio de la comarca del Bierzo no puede verse sometido a esta situación de bloqueo». Canedo criticó a las dos formaciones de izquierdas por no apoyar al que con sus votos iniciaron alcalde, «no entendemos que sean ellos lo que quieren bloquear el Ayuntamiento». Por tanto, los 'populares' decidieron dar «un voto de confianza» al PSOE.

A partir de ese momento fueron continuos los reproches entre Socialistas por Cacabelos y el Grupo Municipal Popular sobre todo por cuestiones relativas al anterior mandato, como por ejemplo las sentencias judiciales o la elaboración de las cuentas generales.

En cuanto al nombramiento de representantes en órganos supramunicipales el punto salió adelante nuevamente con los votos a favor de PSOE y PP. En ese sentido, socialistas y populares estarán presentes en el Consorcio Castro Bergidum (dos PSOE y uno PP), en la Mancomunidad del agua y la basura del Bierzo Central (uno PSOE y uno PP) y en la Mancomunidad de la Edar (uno PSOE y uno PP).

Este reparto fue criticado tanto por IU como por SxC. El primero consideró que tendrían que estar representados todos los grupos con presencia en el Consistorio y SxC lamentó que finalmente el PSOE se haya apoyado en el PP para sacar adelante todas estas cuestiones. «Nosotros haremos una oposición sensata, votaremos a favor de lo que nos parezca sensato pero nunca nos van a manipular para votar en contra de lo que no nos parezca sensato», indicó Maika González.

El portavoz del PP quiso recordar, sobre todo a IU, que cuando gobernaron los 'populares' IU tuvo representación en estos órganos, algo que no hicieron ellos cuando gobernaron con el tripartito el pasado mandato cuando, además, «el PP había sido la lista más votada, al igual que ahora».

Por último, también quedó aprobada la composición de dos comisiones informativas, algo que IU y SxC vieron insuficientes para el nivel del trabajo con el que cuenta el Ayuntamiento de Cacabelos, mientras que el PP recordó que el tripartito creó 6 o 7 comisiones y muchas de ellas se reunieron una vez en cuatro años.

Tras el pleno

Con todo ello, el alcalde, Junior Rodríguez aseguró que el único acuerdo al que se había llegado con el PP fueron los puntos de este pleno, «nada más que eso». «Ellos nos han dicho que querían responsabilidad como fuerza política para desbloquear la situación en la que se encuentra el Ayuntamiento y pueda empezar a funcionar normalmente, no ha habido más allá de eso».

Además, Rodríguez confió en que la tónica de este pleno no se vuelva a repetir y puedan llegar a acuerdos con todas las fuerzas políticas «sin ningunear a ninguna de ellas». «Tenemos que intentar llegar a acuerdos en beneficio de todos los ciudadanos, no solo de unos pocos», añadió.

Por su parte, Adolfo Canedo señaló que, después del «espectáculo del pleno del día 25», aunque no considera que haya una «armonía» entre PP y PSOE «por responsabilidad debemos hacer que Cacabelos avance y que los grandes problemas que tiene se vayan resolviendo y siempre que estén dentro del marco de la legalidad el PP va a participar y ayudar en todo lo que sea bueno para Cacabelos».

Maika González quiso lanzar un mensaje a los socialistas. «Que gobiernen con el PP mientras les dure, que creo que les va a durar más bien poco, que aprovechen, nosotros vamos a seguir siendo coherentes y consecuentes con nosotros, con lo que hemos hecho estos cuatro años y ellos sabrán cómo quieren gobernar y hasta donde quieren llegar», apuntó.