Ferraz confirma que remitió el viernes y vía email la suspensión de militancia y el alcalde de Cacabelos lo niega

El alcalde de Cacabelos, a la derecha, junto a su abogado en las puertas de la Audiencia Provincial. /Campillo
El alcalde de Cacabelos, a la derecha, junto a su abogado en las puertas de la Audiencia Provincial. / Campillo

El alcalde de Cacabelos niega haber recibido noticias del PSOE y lamenta las «prisas» de la dirección provincial y comarcal por tomar medidas ante una sentencia «que no es firme» y que «queda en suspenso» hasta que se resuelva el recurso

A.CUBILLAS | c. RAMOS.
A.CUBILLAS | C. RAMOS.León

La actitud del alcalde de Cacabelos, Sergio Álvarez, ha despertado la crispación en el seno del PSOE después de que este lunes advirtiese que no tiene constancia de la decisión de suspenderle de militancia que el viernes anunció el líder provincial del PSOE, Javier Alfonso Cendón.

Sin embargo, con fecha 21 de diciembre, desde Ferraz remitieron al regidor el escrito por el que se le comunica la suspensión cautelar de militancia así como el inicio del expediente disciplinario después de que Álvarez fuese condenado por la Audiencia Provincial de León a nueva años de inhabilitación del ejercicio público.

Una decisión que se toma en base a las actuaciones policiales y juridiciales así como la «gravedad» de los presuntos hechos que las han generado y la repercusión pública que han tenido los hechos.

Un documento que, según han confirmado a leonoticias, se remitió vía correo convencional y electrónico, lo que echaría por tierra el argumento del alcalde, que además criticó las prisas de la dirección comarcal y provincial a la hora de tomar una decisión que, denunció, conoció a través de los medios de comunicación.

Inocencia

Álvarez recuerda que «para suspender a alguien de militancia primero tendrán que avisar a esa persona y nadie se ha puesto en contacto conmigo para comunicarme la decisión con lo cual las palabras en prensa son vacías porque yo no he recibido ninguna comunicación ni ninguna llamada telefónica ni del secretario provincial ni del secretario comarcal por este motivo», explicó este lunes Álvarez en declaraciones a elbierzonoticias.com. «Yo no tengo constancia de nada, a día de hoy, entonces yo sigo siendo militante», subrayó.

El regidor municipal insiste en que «mi conciencia está muy tranquila» y deja claro que «seré socialista sea militante o no». Asimismo, se reafirma en lo anunciado en su última comparecencia pública en la que aseguró que no dimitirá, que acata la sentencia de la Audiencia Provincial y que presentará recurso.

Un recurso que entiende que paraliza precisamente la decisión judicial. «Yo he pedido ya el recurso con lo cual la sentencia queda en supenso, porque no olvidemos que la justicia es para todos por igual».

La setencia

La Audiencia Provincial vio probado que el regidor impidió la incorporación a su puesto de trabajo al interventor municipal tras haber obtenido el alta médica. Según la sentencia, la ilegalidad del acuerdo que tomó el alcalde, por el que impedía al interventor incorporarse a los quehaceres propios de su puesto de trabajo, resulta «palmaria».

Además, el tribunal alerta de la falta de competencia del alcalde para la toma del acuerdo, que «no pasó desapercibida al acusado, existiendo el afán del acusado por hacer prevalecer su voluntad pese a la ilegalidad. En este sentido, la sentencia apunta a que el interventor estaba en condiciones de desarrollar su trabajo sin que fuese perjuicio alguno su ingreso en la Unidad de Psiquiatría en agosto del 2015.