Fabero pide soluciones al Gobierno ante el «inminente» cierre de la Gran Corta

Gran corta de Fabero./César Sánchez
Gran corta de Fabero. / César Sánchez

El cierre de la explotación a cielo abierto supondrá la pérdida de medio centenar de empleos, debido a la negativa de Endesa a adquirir más carbón para la térmica de Compostilla

ELBIERZONOTICIASFabero

El equipo de gobierno de Fabero se reunió ayer miércoles con responsables de los sindicatos UGT y CCOO y de la empresa Unión Minera del Norte (Uminsa), propietaria de la única explotación minera activa en el municipio faberense, la Gran Corta. Juntos analizaron la situación actual del sector del carbón en lo que afecta a Fabero y el impacto en el empleo que supondrá el «inminente» cierre del cielo abierto, como así anunció Uminsa, que dejará en la calle a medio centenar de trabajadores.

Una situación a la que se ha llegado, entre otras cosas, por la negativa de Endesa a adquirir más carbón para suministrar a la central térmica de Compostilla y ante la incertidumbre de lo que pasará después del 31 de diciembre de 2018.

Con todo ello y dada la urgencia, Ayuntamiento de Fabero, sindicatos y Uminsa han instado al Gobierno a que tome las medidas necesarias dirigidas a dar solución «al grave problema que se presenta y que afecta tanto al empleo minero directo como al del conjunto del municipio».

Además, consideran que para que una transición se considere «justa» tiene que garantizar la seguridad y estabilidad del empleo de los mineros, una política de inversiones «creíble y real» que atraigan empresas e industria a las cuencas mineras, así como una garantía de respaldo a la generación de energía de las renovables que, a su entender, «lo puede y lo debe hacer el carbón autóctono tanto por cuestiones económicas como sociales y territoriales».

Contenido Patrocinado

Fotos