El Consejo Comarcal del Bierzo valora que el acuerdo refleje una «apuesta decidida» por la Ciuden y el carbón autóctono

Álvarez Courel, en una imagen de archivo. /
Álvarez Courel, en una imagen de archivo.

Álvarez Courel celebra que el documento incluya «compromisos de generar alternativas en las cuencas para que la gente no se marche»

ICAL

El presidente del Consejo Comarcal del Bierzo, Gerardo Álvarez Courel, calificó de «buena noticia» el preacuerdo alcanzado por los sindicatos y los responsables del Ministerio para la Transición Ecológica para dotar de un nuevo marco regulador al sector de la minería del carbón.

El presidente comarcal valoró que finalmente un documento refleje una «apuesta decidida» tanto por la revitalización de las instalaciones de la Fundación Ciudad de la Energía (Ciuden) como por el mantenimiento del carbón autóctono.

En ese sentido, Álvarez Courel valoró que el preacuerdo abra la puerta a la posibilidad de prolongar la vida de las minas de carbón hasta el año 2027, ya que «esto le da más vida a las térmicas». Al respecto, consideró que el documento firmado a última hora de ayer supone «el inicio de lo que se debería haber hecho desde 2011 hasta hoy».

En la misma línea, criticó que ese periodo ha estado marcado por un «cierre de minas sin alternativas» y celebró que el preacuerdo alcanzado en la jornada de ayer incluya un «compromiso de generar alternativas en las cuencas para que la gente no se marche», por lo que expresó su «moderada satisfacción».

En cuanto a la ausencia en el documento de compromisos con los trabajadores de subcontratas y empresas auxiliares, una reivindicación que el PSOE de León hizo suya, el presidente del Consejo avanzó que «habrá que seguir peleando» y reclamó que la contratación de estos empleados sea prioritaria en el caso de tener que desmantelar alguna de las dos centrales térmicas de la comarca -Anllares y Compostilla II- o en proyectos como la construcción de la central de biomasa de la empresa Forestalia en Cubillos del Sil.