Conceyu País Llionés llama a «desmontar el mito de que León oprime al Bierzo»

Detalle del cartel colocado en Ponferrada. /
Detalle del cartel colocado en Ponferrada.

El leonesismo social colocó una valla publicitaria en Ponferrada llamando a la comarca a sumarse al 'Lexit'

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

El colectivo Conceyu País Lliones, que enmarca a gran parte del leonesismo social, colocó en Ponferrada una valla incluida en su campaña llamando a una salida de la región leonesa de la comunidad autónoma de Castilla y León.

En este comunicado, señalan que «amamos y sentimos El Bierzo», animando a la comarca a sumarse al objetivo del 'Lexit'.

«Tras 36 años en el «calabozo del castillo», de la Comunidad de Castilla y León, las sucesivas políticas desfavorables para nuestro territorio, priorizando el desarrollo de Valladolid, han convertido a nuestro País Llionés, a León-norte (provincia leonesa), y por tanto a El Bierzo, en una región ruinosa, olvidada y desconectada de los ejes dinámicos de prosperidad de la Autonomía y del Estado Español», manifiestan.

Aquí, el comunicado.

 

Comunicado Conceyu País Lliones

Ante la colocación en Ponferrada de la segunda valla de nuestra campaña, deseamos hacer algunas aclaraciones sobre nuestra asociación y objetivos.

Ante todo presentarnos: 

Somos un grupo de leonesistas anónimos, de distintas regiones del País Llionés, incluidos bercianos, que nos unimos en CONCEYU/CONCEJO.

NOS Terra Maire es una Asociación afín y la que inició esta campaña de las vallas. Perteneciendo algunos de nuestros aconceyaus a esa Asociación, al cesar la misma en su promoción, hemos creado Conceyu Pais Llionés, y es este Conceyu quien promueve y gestiona estas vallas que proclaman el «LEXIT».

En Conceyu nos une el amor por nuestro País Lliones (todo él). Y nos motiva una lucha pacífica e innovadora, como lo es mostrar nuestros deseos, nuestra lucha y nuestras demandas, en una valla publicitaria. 

En la primera de Ponferrada, que estuvo situada en la misma avenida, más arriba, cerca de la gasolinera, lanzamos una pregunta a la sociedad berciana, que ha estado desde el 26 de diciembre de 2018, hasta el jueves 3 de octubre:

Nuestra respuesta es: NO. Desde nuestra Asociación amamos y sentimos El Bierzo.

Sabemos de su fuerte identidad, que respetamos, pero también sabemos de todo lo que nos une: desde tiempo ancestral, desde estar unidos en la nación ástur, pasando por la dominación romana, y sucesivos cambios, que cristalizaron en la formación del Reino de León. El cual aportó grandes hitos en la historia: en 1178, el rey Fernando II de León promovió el establecimiento de los Templarios en lo que hoy es Ponferrada.

También contamos con rasgos culturales comunes, como los conceyos, los pendones, las facenderas, las veceras. Formas de autogestión que aún hoy perviven en nuestro territorio histórico. 

Pero ahora lo más importante a considerar es ¿qué quieren ser los bercianos?

Tras votación en la Diputación de la provincia de León (incluido El Bierzo), con resultado abrumador de que NO SE NOS INCLUYERA en esta Comunidad, finalmente se nos metió en ella por «RAZONES DE ESTADO». 

Hoy, tras 36 años en el «calabozo del castillo», de la Comunidad de Castilla y León, las sucesivas políticas desfavorables para nuestro territorio, priorizando el desarrollo de Valladolid, han convertido a nuestro País Llionés, a León-norte (provincia leonesa), y por tanto a El Bierzo, en una región ruinosa, olvidada y desconectada de los ejes dinámicos de prosperidad de la Autonomía y del Estado Español. 

Y todo por las políticas centralizadoras de una ¿Comunidad? que carece de identidad, pues une dos territorios históricos diferenciados, ejerciendo lo que la España centralista ha hecho desde siglos, primero en Madrid y ahora sufriéndolo desde el virreinato de Valladolid.

Desmontemos ya el mito del pasado, de que León ciudad oprime al Bierzo. 

Desde la creación de esta Comunidad artificial, el poder absoluto y los designios de nuestro futuro están muy lejos de El Bierzo, o León; éstos se gestan en tierras del Pisuerga (Valladolid), dejándonos pobreza, paro, despoblación. Los datos ahí están: pérdida incesante de habitantes año tras año. ¿Queremos esto para nuestro futuro? 

El País Llionés, País Leonés, Región Leonesa, Reino de León, o como se quiera llamar a esta tierra, debe constituirse en una Comunidad Autónoma para decidir su futuro con las peculiaridades propias de cada región, como tiene El Bierzo; pero no de la forma que nos ha llevado a este abismo económico y social, sino volviendo a nuestras ancestrales formas de autogobierno, los CONCEYOS. Llevando la autogestión a los pueblos; que las administraciones sean las que sirvan al individuo y no al revés; viviendo cada habitante donde así decida, en nuestro territorio, sin verse obligado a emigrar.

Como podemos ver, desde la Junta de Castilla y León (más bien sin León) quieren imponer su sistema de asentamiento, basado en poblaciones grandes en medio de un desierto: centralización y más centralización, negando nuestro sistema ancestral basado en poblaciones más pequeñas, donde la igualdad y la ayuda constituyen la base de su autogestión.

Una comunidad del gran Conceyu del PAÍS LLIONÉS tiene que respetar esa diversidad y fomentar la autogestión. Nada de capitales al uso, fagocitadoras de inversiones y de cultura.

¿El Consejo Comarcal? Es un caramelo envenenado, incluso para el propio Bierzo, pues carece de competencias reales; no tiene dinero para realizar las inversiones que El Bierzo necesita. El CONCEYU exige para El Bierzo un CONCEYU DEL BIERZO, con todas las competencias (con todas), para poder crear un camino basado en sus propias inquietudes y destrezas. ¿Quién mejor que El Bierzo para saber cómo gestionar su futuro? 

La incomunicación de El Bierzo solo se puede desbloquear desde un País Llionés Autónomo fuerte y de reivindicación permanente, para revertir esta DRAMÁTICA situación que compartimos bercianos y resto de leoneses. En esta Comunidad somos la periferia de la periferia. 

Desde el CONCEYU abogamos por unas comunicaciones dignas, que nos permitan competir con el resto de territorios del Estado. Como la autovía Ponferrada-Orense, autovía León-Astorga gratuita, salida de El Bierzo por Laciana, hacia Asturias; inclusión en el desarrollo del Eje Atlántico, con una red de tren moderna, para transporte de viajeros y mercancías, un AVE desde León a Ponferrada y siguiendo a Galicia. Una comunicación ágil y flexible entre Ponferrada y León, para hacer que el aeropuerto de León lo sea de El Bierzo también. 

Volviendo a sentir que el Manzanal une a El Bierzo y al resto de León-norte, y por ende, al País Llionés, mucho más que nos separa.