El comité de Compostilla lamenta que Endesa «no cuenta la verdad» y achaque a un «error» el envío de cartas ofreciendo recolocaciones

Central térmica de Compostilla. /César Sánchez
Central térmica de Compostilla. / César Sánchez

La compañía justifica la propuesta para cubrir vacantes en As Pontes a partir de enero de 2019 en la «circunstancia del cierre de Compostilla», tal y como recogen las misivas recibidas por varios trabajadores

CARMEN RAMOS Ponferrada

El comité de la central de Cubillos del Sil lamentó este miércoles que Endesa «no está contando la verdad» y achaque ahora a un «error» el envío de cartas a varios trabajadores por parte del departamento de Relaciones Laborales ofreciendo recolocaciones en la térmica gallega de As Pontes, para cubrir vacantes e incorporarse en el mes de enero de 2019, en las que la compañía achaca la decisión a la «circunstancia del cierre de Compostilla» -según recogen textualmente- cuando todavía está pendiente de confirmación por parte de la dirección y ni siquiera se ha comunicado a la plantilla.

«Nos han contestado a nuestra reclamación diciendo que lamentan el error y la confusión y el malestar que ha generado, osea que o ha habido error o es que no están diciendo la verdad», indicó el presidente del comité Juan Sobredo.

Los operarios reconocen que están descolocados después de que desde Endesa se hayan apresurado a salir al paso del envío de estas misivas a los operarios desmintiendo que la decisión de cierre esté tomada, si bien reconoce que la central berciana pende de un hilo y atraviesa una situación «delicada y complicada» aunque asegura que la decisión de cierre o continuidad aún está encima de la mesa y no hay nada en firme.

Una decisión que según la compañía sigue a la espera de una regulación del sector y de que el mercado de señales que pongan de manifiesto que la instalación es viable y por tanto tenga posibilidades de futuro aunque hoy por hoy fuentes de Endesa señalan que esas condiciones no se dan.

Los representantes de los trabajadores denuncian el «oscurantismo» de la compañía y dejan claro que «en ningún caso vamos a consentir que nos dejen en evidencia cuando lo que hacemos es recoger lo que ellos mandan y en esas cartas la compañía hablaba de cierre», subrayó Sobredo. «La dirección lo que no puede es reconocer que ha sido un error y a la vez negar que las cartas no dicen lo que dicen», insistió.

El comité de Compostilla se reunirá este viernes para valorar lo sucedido «porque a los medios les dice una cosa y a nosotros nos transmite otra» y ponen de relieve la «incertidumbre» y el «malestar» añadido que esta situación ha generado sobre la plantilla.

Algo que cree «no tenía por qué producirse porque las cosas dialogando y hablando se entienden pero no contra la ley que otorga el derecho del comité de recibir la información», resaltó Sobredo que insistió, una vez más, en la necesidad de que la compañía abra la mesa de negociación que vienen reclamando.

 

Fotos