El robo de una pareja de cisne empuja a Bembibre a instalar cámaras de vigilancia en el Parque Gil y Carrasco

Ayuntamiento de Bembibre. /
Ayuntamiento de Bembibre.

Los elementos de seguridad comenzarán a funcionar «en breve» para que no se repitan estos «hechos vandálicos», señala el alcalde

Leonoticias
LEONOTICIAS Bembibre

El robo de la pareja de cisnes adquirida por el Ayuntamiento de Bembibre para el estanque del Parque Gil y Carrasco el pasado mes de febrero ha llevado al alcalde, el popular Manuel Otero, a tomar la decisión de instalar cámaras de vigilancia en el recinto.

El regidor quiere evitar la repetición de estos «hechos vandálicos», que se suceden en este caso dado que ya un ejemplar anterior de esta misma especie fue sustraído en Navidad.

El objetivo de la instalación de las cámaras será controlar tanto la zona del estanque como el resto de la instalación «una vez que se proceda al cierre del parque en horario nocturno», señala el alcalde para avanzar que está en fase de estudio la localización definitiva de estos elementos de vigilancia, que en cualquier caso empezarán a funcionar «en breve».

Y es que Otero considera un «sin sentido vergonzoso» el robo de estos animales, que «además de no molestar a nadie, eran una de las principales atracciones del Parque Gil y Carrasco, para los mayores y, fundamentalmente, para los más pequeños». «Es un perjuicio hecho a todos los bembibrenses», concluyó.