La Audiencia de León juzgará en octubre al alcalde de Cacabelos por un presunto delito de prevaricación administrativa

El alcalde de Cacabelos, Sergio Álvarez. /César Sánchez
El alcalde de Cacabelos, Sergio Álvarez. / César Sánchez

Los hechos tienen que ver con la reincorporación del interventor apartado de su puesto tras agredir al regidor

ICALCacabelos

La sección tercera de la Audiencia Provincial de León juzgará el próximo 29 de octubre al alcalde de Cacabelos, Sergio Álvarez, por un presunto delito de prevaricación administrativa por el que la Fiscalía le pide una pena de 13 años de inhabilitación especial para empleo y cargo público, según informaron fuentes del PP en el municipio. Los hechos que se juzgan son la ilegalidad cometida al impedir la reincorporación del interventor titular del Ayuntamiento a su puesto de trabajo en los últimos dos años y medio, hechos por los que los 'populares' exigen la «inmediata dimisión» de Álvarez.

Según las mismas fuentes, la decisión de no incorporar al interventor desobedece las medidas tomadas por el director de Ordenación del Territorio y Administración Local de la Junta, de quien destacaron que es «el único órgano competente para adoptar estas medidas contra el funcionario». En ese sentido, aseguraron que esa «ilegalidad» se ha cometido con la «complicidad» de los tres partidos que dan apoyo al Gobierno municipal -PSOE, IU y Alternativa Ciudadana por Cacabelos (ACC).

En la misma línea, lamentaron que las diversas advertencias lanzadas por los 'populares' se encontraran como respuesta la «permanente negación» del alcalde, al que reclaman que «se aplique para si mismo las exigencias» que puso sobre la mesa tras la apertura del juicio oral contra el anterior portavoz del PP en el municipio, Adolfo Canedo, hoy absuelto, pero que formalizó su baja como militante el mismo día en que se le notificó esa circunstancia procesal.

Igualmente, el PP exigió al secretario provincial del PSOE, Javier Alfonso Cendón, que «aplique para los suyos las premisas de su código ético que tan a la ligera enarbola frente a los contrarios». También exigieron a la vicesecretaria general del PSOE de Castilla y León y delegada del Gobierno en la Comunidad, Virgina Barcones, que «tome medidas disciplinarias ante el inminente juicio contra el alcalde del tercer municipio del Bierzo».

Declarado no apto

Tras conocerse la noticia, el regidor aseguró que no dejará su puesto y recordó que el interventor fue apartado de su lugar de trabajo después de protagonizar una agresión contra Álvarez. «No voy a dimitir de ningún puesto porque un funcionario me pegara», afirmó el alcalde, que pidió al PP que deje de «mentir e intoxicar».

En la misma línea, Álvarez recordó que el trabajador, que fue ingresado en la unidad de Psiquiatría del Hospital del Bierzo, se saltó dos citas para el reconocimiento médico y recibió un informe de la mutua que lo declaraba no apto para reincorporarse a su puesto de trabajo en la fecha señalada.

Contenido Patrocinado

Fotos