CSIF exige soluciones urgentes para las graves deficiencias de la oficina del Sepe de Astorga

Algunas de las humedades de la oficina./
Algunas de las humedades de la oficina.

Afirma que la oficina no ofrece condiciones «adecuadas» para atender el servicio, ni garantías suficientes de higiene y seguridad, tanto para los trabajadores como para los usuarios

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

CSIF ha alertado de esta situación a la Subdelegación del Gobierno, a la Dirección Provincial del Sepe y a la Inspección de Trabajo, «sin que hasta el momento se haya hecho nada. Son deficiencias y carencias que hacen urgente e inaplazable la habilitación, para el Sepe en Astorga, de unas instalaciones adecuadas y dignas para la correcta atención a los ciudadanos».

«Si bien la administración informó en su día de los planes de remodelación del edificio, luego esta idea se abandonó por la intención de trasladar la oficina a otro local, un cambio que no se acaba de concretar, con el agravamiento progresivo de las deficiencias de la oficina actual», asegura CSIF.

Este sindicato denuncia la «falta de espacio, en la que sus cuatro empleados no pueden atender correctamente a los usuarios, careciendo estos últimos de cualquier tipo de privacidad para exponer sus situaciones personales».

Asimismo, remarca que la oficina «no tiene las condiciones de accesibilidad adecuadas, ubicada en un primer piso al que solo se llega por unas escaleras, que también son la zona de espera, y durante el invierno están a la temperatura ambiente del exterior».

«El local carece de salida de emergencias, hay problemas en la instalación eléctrica e informática, tiene humedades en las paredes, y no cuenta con un sistema de calefacción suficiente», lamenta CSIF.

Explica que uno de los dos baños que hay «está inutilizado, y que se usa como trastero». «A esta grave situación se añade un fuerte olor a gasoil en la temporada de lluvias, de origen desconocido, que se viene sufriendo desde hace años, sin solución alguna», añade el sindicato independiente.