Astúrica Augusta, que gane el mejor

La capital maragata se empapa de su pasado para recrear una lucha de astures y romanos con 2000 años de historia

Romanos durante la carrera de literas. / Sandra Santos
SANDRA SANTOSAstorga

Astorga clamó a su pasado y al cielo, y éstos no fallaron. Astures y romanos han vuelto a darse cita un año más en las calles de la capital maragata.

Durante todo el fin de semana, la capital maragata ha vuelto a ponerse sus mejores galas para recibir a astures y romanos en una cita histórica y turística.

Fieles a la tradición, la bimilenaria ha vuelto a rememorar los tiempos en los que era la ciudad del César, los tiempos en los que era Astúrica Augusta. Una vuelta al pasado cuidada al detalle, una lucha de dos civilizaciones de espíritu conquistador que durante todo el fin de semana han dejado ver cómo se vivía en tiempos de Josefus Orologius I y Sebius.

Dos campamentos que han convivido en una calma tensa y en los que, incluso, se ha acuñado una moneda propia para las consumiciones.

Desfiles, talleres, conferencias o exposiciones han copado las calles de la ciudad pero si por algo se caracteriza la fiesta de Astures y Romanos es por la celebración del Gran Circo Astur Romano.

Una lucha sin tregua de gladiadores en la arena que han tenido que hacer gala de su habilidad, destreza y velocidad en una abarrotada plaza de toros.

Seis pruebas que servían de enfrentamiento para ambos ejércitos. Una complicada carrera de cuádrigas que se llevó el ejército romano, una soga infantil que fue a parar del lado astur, al igual que la carrera de literas, dieron paso a una exhibición de onderos baleares para finalizar con una batalla de lanza sobre el agua, una no menos controvertida gymkana.

Aplausos y abuecheos a los pies del Teleno, el César y el Caudillo Sebius han visto cómo sus tropas no se dejaban doblegar ante sus adversarios y luchaban en una jornada en la que, sólo los mejores podían ganar.

Los campeones volvieron a desfilar por las calles de Astorga, cuando, ambos mandatarios aseguren la paz para sus pueblos en una ceremonia llena de rituales y sellada con un fuego que año tras año, sigue más vivo que nunca.

Ya el domingo y para cerrar las actividades se procederá al nombramiento del Socio de honor a Emilio Campomanes a las 13:30 horas en la Plaza Mayor y a partir de las 19:30 horas, el desfile de honor y el posterior entierro del Héroe Astur, con un cortejo fúnebre que partirá de la Plaza Mayor hasta llegar a la explanada del Melgar.

Temas

Astorga