La socialista Cristina de la Fuente da un portazo a su partido y ensalza a 'Unidad de España'

Cristina de la Fuente en una imagen de sus redes sociales./
Cristina de la Fuente en una imagen de sus redes sociales.

La edil de Bienestar Social en el Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo traslada a la junta de gobierno la renuncia a cualquier firma en su concejalía y acusa a la alcaldesa de ocultarle información

LEONOTICIASSan Andrés del Rabanedo

En el Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo la llama de la polémica nunca se apaga. A cinco días para la cita electoral del 26M la reaviva Cristina de la Fuente, quien llegó a la Casa Consistorial tras la crisis abierta por la Trama Enredadera y la dimisión de María Eugenia Gancedo.

Ahora la edil, actual concejal de Bienestar Social en el municipio, adelanta lo que ya era un secreto a voces: ruptura total con la alcaldesa Camino Cabañas y por extensión por el partido al que representa.

«No pertenezco al PSOE»

Este martes, en junta de gobierno, De La Fuente ha anunciado que no volverá a firmar ningún documento que dependa de su área y ha delegado esa función en la alcaldesa a la que acusa de ocultar información.

Su posición de enfrentamiento hace aflorar una situación mitigada durante semanas por el empeño de la alcaldesa en mantener cierta estabilidad. En cualquier otra situación, con certeza, la edil estaría ya en el grupo mixto.

Cristina De la Fuente ha puesto mucho empeño en las últimas semanas en marcar diferencias, algo que ha trasladado a través de las redes sociales: «No pertenezco al PSOE desde hace tres años y cuando tomo posesión como concejal del equipo de gobierno de San Andrés del Rabanedo soy independiente, no soy militante de ningún partido político«.

'Sí' a Unidad de España

Todo ello antes de apuntar que, en breve, cruzará el puente hacia una nueva formación: «Declaro mi apoyo públicamente a 'Unidad de España', es un partido de centro progresista, en el cual confío y creo, porque sus ideales de gestión de los servicios públicos son el sentido común«.

En plena recta final de la legislatura San Andrés revive así su última polémica, el último desencuentro que resume y sirve de epílogo a cuatro años de convulsión e inestabilidad.