Santa Bárbara bendita (y artillera)

La lluvia no arruga a los militares de la Base Conde de Gazola en la celebración de la patrona de Artillería, en la que la parada militar tradicional sirvió para recordar el «compromiso con España» y que el éxito artillero está en «evitar la guerra»

Un momento de la celebración en la Base Conde de Gazola. / Inés Santos
N. BARRIO Ferral del Bernesga

Bajo la fina lluvia que reinaba este martes en León, la Base Militar Conde de Gazola ha mostrado honores a Santa Bárbara, patrona de los artilleros. La meteorología no frenó al acuartelamiento, que con la tradicional parada militar recordó la figura de la patrona en la que también se hizo balance de los últimos doce meses.

El patio de la base leonesa fue el escenario del acto, que tuvo su reflejo en las bases a las que están adscritos los regimientos del propio cuartel, el de Astorga, el de Castrillo del Val y el de San Fernando y Tarifa. Durante dicho acto se impusieron las condecoraciones de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo y del Mérito Militar a los mandos y tropa de la guarnición a quienes les han sido concedidas durante el presente año.

El Jefe de Mando de Artillería de Campaña, Luis Carlos Torcal, pronunció el discurso de la celebración, donde recordó que la Santa «permite a los creyentes reiterar la petición de apoyo y protección», y sirve a todos en general «para reafirmar el espíritu artillero y recapacitar por lo realizado».

En su intervención también defendió que «en una época convulsa como la nuestra, la necesidad de contar con las Fuerzas Armadas es más necesaria que nunca», añadiendo en este sentido que «los apoyos de fuego potentes y precisos son necesarios para garantizar la Defensa nacional».

Luis Carlos Torcal no se olvidó de que «nuestra victoria es que no haya guerra», recordando también el treinta aniversario del Mando de Artillería de Campaña, donde resalta el «fuerte espíritu de unión y de cuerpo que reclama el himno».

Además, en esta ocasión la secretaria del alcalde de León y dos mandos militares procedieron a realizar el bautismo de fuego, con el que son nombrados artilleros honoríficos.

El himno de los artilleros, la salva de cañones y el desfile de artilleros y vehículos puso el colofón a la celebración, en la que todos recordaron su servicio a España, su labor como soldados y, como no, el cariño a Santa Bárbara.

 

Fotos