UPL propone que el Ayuntamiento de San Andrés tenga su propio protocolo anticontaminación

Cocnejales de UPL en San Andrés./
Cocnejales de UPL en San Andrés.

Los leonesistas piden «estar a la altura de los tiempos actuales y poner soluciones a estos problemas»

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

Este martes, el grupo de concejales de UPL en San Andrés del Rabanedo, formado por Julio González Rivo y Rosa Fernández Velilla, ha registrado una moción que tiene por objetivo que San Andrés cuente con su propio protocolo anticontaminación.

El motivo de esta iniciativa es la «grave situación» que vive el municipio, a su juicio. «No es necesario, a estas alturas, determinar las graves consecuencias que está teniendo en nuestro día a día el deterioro medioambiental que estamos viviendo y, en cierto modo, provocando. Somos conscientes de que a día de hoy, nuestro municipio participa en los protocolos establecidos por la Junta de Castilla y de León, sin embargo entendemos que no es suficiente y que necesitamos algo específico que se adapte a las circunstancias y realidad de nuestro municipio», aseguran.

Consideran que San Andrés necesita «una serie de cambios que estén en consonancia con el momento actual, pues vivimos en una sociedad en la que la polución ya causa más muertos que el tabaco». «También se debe tener en cuenta que nuestro municipio se utiliza, en muchos casos, como entrada a la ciudad de León, lo que deteriora la calidad de vida del municipio. De hecho, debemos recordar el dato ya planteado por nuestro grupo a este pleno sobre que el 60% del tráfico rodado de Párroco Pablo Diez es de paso», recalcan.

Por todos estos motivos, desde UPL entienden que hay que estar «a la altura de los tiempos y poner soluciones a problemas en la medida de nuestras posibilidades». «Por tanto, ya no por nosotros, sino por las generaciones que vengan detrás, proponemos redactar un protocolo anticontaminación para el municipio cuya ejecución sea práctica para los vecinos, así como dotar al Ayuntamiento de medios materiales y técnicos para realizar mediciones periódicas de la contaminación. De esta forma, tenemos que dar los primeros pasos hacia la lucha de una cuestión que nos afecta a todos, y para la que parece, no estamos llegando a tiempo», concluyen.