La Policía de San Andrés del Rabanedo realiza desde el 18 de febrero un seguimiento a los perros encerrados en el remolque

Imagen del remolque. /
Imagen del remolque.

El propietario asegura que los perros «no llevan meses ahí» ya que sólo estuvo por motivos de trabajo y de entrenamiento de los animales | La Policía Local del municipio realizó dos visitas a los animales en las que comprobó que su situación era «correcta»

I. SANTOS

El propietario de los perros encerrados en un remolque en San Andrés del Rabanedo no reside en el municipio y manifiesta que se encontraba «de paso». La Policía Local del Ayuntamiento ha tenido constancia de las quejas de los vecinos desde el primer momento desplazandose al lugar donde se encontraba la furgoneta y el remolque de traslado de animales el pasado 18 de febrero. En esa ocasión los agentes del municipio redactaron un informe al que ha tenido acceso este diario y en el que se recoge que «el estado de los animales, así como de salubridad de los mismos es adecuado» y el remolque en el que se encontraban los tres animales, separados en jaulas individuales, se encuentra en regla.

Por su parte, el propietario de los animales ha reconocido a este periódico que se encontraba en la localidad por «motivos laborales, ya que trabajo con los animales que cuido, alimento y educo». Mantiene a su vez que dejó el remolque en una rotonda para que «lo vigilasen unos guardias y con el cambio de turno debieron pensar que llevaba ahí días pero no fue así».

Por motivos de trabajo asegura que los perros pasan la noche en el remolque, pero «nunca más de 3 o 4 días que son los que estos fuera». El caso saltó a la prensa a través de unos vídeos de varias vecinas en los que se denunciaba que se había mantenido a los animales en el remolque dura.

Un municipio contra el maltrato

El Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo es uno de los más protectores con los animales. La localidad ya aprobó varias actualizaciones de la ordenanza de animales y mascotas con las que pretende garantizar el buen trato a los mismos e impide la celebración de actos de ocio en los que los animales sean protagonistas.

Por todo ello, la Policía Local del municipio mantiene abierto un seguimiento del caso y aseguran desde el consistorio que se han hecho las comprobaciones pertinentes para garantizar ante todo la seguridad de los animales.