La UME, orgullo de León

El batallón de la UME en León celebra los actos de su patrona y suma 56 actuaciones en los diez primeros meses del presente ejercicio | La unidad destacada en la base Conde de Gazola participó en la extinción de los incendios de Gran Canaria o la Gota Fría del Levante

Imagen del desfile en la base de la UME, este lunes. / Campillo
MIRIAM BADIOLASan Andrés del Rabanedo

El Batallón de Intervención en Emergencias V (BIEM V) de la Unidad Militar de Emergencias (UME), con base en El Ferral del Bernesga (León), celebró hoy los actos en honor a su patrona, Nuestra Señora del Rosario, con una parada militar presidida por el general de Brigada José Rivas Moriana, en la que se recordaron las 56 actuaciones llevadas a cabo durante lo que va de año, entre las que se encuentran los incendios de Gran Canaria o la Gota Fía del Levante.

El acto de conmemoración del décimo aniversario de la UME, coincidente con el día de la patrona de la unidad, contó con la asistencia de la delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín; el delegado del Gobierno en Cantabria, Eduardo Echevarría; la delegada del Gobierno en el Principado de Asturias, Delia Losa; el presidente de la Diputación de León, Eduardo Morán; la directora de la Agencia de Protección Civil, Irene Cortés, y la alcaldesa de San Andrés del Rabanedo (León), Camino Cabañas, entre otras autoridades militares, civiles, políticas y académicas, entre las que también hubo presencia de otras provincias de Castilla y León pero también de Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco, que es el ámbito de actuación del BIEM V.

Distinciones

Tras pasar revista a las tropas, dio comienzo el acto en el que se hizo entrega de las distinciones a la constancia y servicio, al mérito militar y la cruz de San Hermenegildo.

Posteriormente, el jefe del V Batallón de Intervención de la Unidad Militar de Emergencias, el teniente coronel José Alberto Barja Navarro, se dirigió a los presentes, explicando que las condecoraciones impuestas durante acto lo fueron a «personas que por su conducta intachable durante sus años de servicio a España o por sus servicios de destacados méritos».

Barja Navarro se refirió a la tradición leonesa que saca a las calles a los pendones de la comarca, para así referirse al guión del batallón, al que la delegada del Gobierno en Asturias anudó este lunes la corbata de la orden al mérito civil, «en atención a las intervenciones que han llevado a cabo como militares que forman parte de este batallón, en apoyo al Principado de Asturias, como fueron las inundaciones de junio de 2010, los devastadores incendios de octubre de 2017 o las inesperadas nevadas de octubre del año pasado, siempre con celeridad y un esfuerzo continuado en coordinación».

La cara amable del Ejército

Navarro recordó que «la UME es la cara amable de las Fuerzas Armadas, como «se ha visto los incendios de Gran Canaria de este varo y las devastadoras inundaciones del mes pasado en la zona de la Vega Baja del Segura, donde el V Batallón desplegó más de 100 militares», pero se trata de «la misma cara amable del resto cuerpos que aportaron su experiencia en Misiones de Paz».

Ante la posibilidad de que «vuelvan días con pueblos amenazados por las llamas de incendios, gente aislada por una gran nevada, casas inundadas por las aguas que bajan de la montaña y zonas contaminadas, días que volverán a poner a prueba al V Batallón, que se prepara día a día para ser capaz de afrontar la tragedia y mitigar los daños».

Más tarde tarde se rindió el tradicional homenaje a los fallecidos en actos de servicio, tras lo que el himno a la UME dio paso al desfile militar de los integrantes del batallón y de los medios disponibles para el desarrollo de su labor.

Intervenciones

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín, puso de relieve que la Unidad Militar de Emergencias ha actuado durante sus 14 años de vida en un total de 526 catástrofes, 55 de ellas en lo que va de año 2019.

En concreto, durante este verano, la UME actuó en 32 ocasiones para extinguir incendios forestales, nueve de ellas en la provincia de Ávila, así como en los «gravísimos incendios que se produjeron en Canarias», a lo que se suma la «destacadísima labor que llevaron a cabo ayudando a toda la población en la gota fría que azotó el Levante en las últimas semanas».