Gancedo e Iglesias dilatan su cese como ediles de San Andrés aludiendo irregularidades

Imagen del pleno celebrado este viernes en San Andrés del Rabanedo.

Camino Cabañas, que por primera vez ha presidido la sesión plenaria, ha acordado la suspensión del pleno «siguiendo escrupulosamente la legalidad»

A. CUBILLASSan Andrés del Rabanedo

Los cuatro concejales y la alcaldesa de San Andrés del Rabanedo que presentaron días atrás su dimisión por su implicación en la Operación Enredadera mantendrán, al menos por el momento, sus actas tras la suspensión del pleno extraordinario de este viernes en el que estaba previsto formalizarse su cese.

Los socialistas María Eugenia Gancedo y Abel Iglesias -que dimitió tras el cese de sus tres compañeros pese a no tener implicación en el entramado-alegaron un defecto de forma en la notificación de la convocatoria del pleno al no notificarse individualmente.

Por su parte, el secretario municipal explicó que la notificación se realizó a los grupos políticos «según la normalidad».

En cualquier caso, la alcaldesa en funciones, Camino Cabañas, que por primera vez ha presidido la sesión plenaria, ha acordado la suspensión del pleno «siguiendo escrupulosamente la legalidad» y ha trasladado sus disculpas a los miembros de la corporación municipal y los vecinos que asistieron a la celebración del pleno.

Maniobra poco ética

Una decisión que duramente reprochada desde la bancada de la oposición. El portavoz de la UPL, Julio González Rivo, ha calificado la decisión de Gancedo e Iglesias de «poco ético» al creer que su objetivo no es más que el de dilatar la situación.

«Los vecinos no merecen esto. Nosotros pensábamos felicitarles por la decisión de dimitir al entenderlo como un ejercicio de responsabilidad pero lo de hoy es una maniobra poca ética».

En la misma línea se refirió el popular Goyo Chamorro, que recordó que no basta con decir que se va a hacer lo mejor para el Ayuntamiento «y luego no hacerlo». En cualquier caso, trasladó su máxima colaboración con la alcaldesa en funciones, a la que reconoció ser consciente del momento «complicado y difícil» que atraviesa.

Por todo ello, el portavoz del PP aseguró que desde su grupo municipal no se pondrá palos en las ruedas. «Trabajaremos en colaboración por el bien del Ayuntamiento de León».

«Mal empezamos»

Más crítica fue Laura Fernández, portavoz de IU y propulsora de la moción de censura que finalmente no se llevará a cabo tras la dimisión de los cuatro concejales implicados en la Operación Enredadera.

Fernández aseguró que la suspensión del pleno no es más que el reflejo de la «mala, pésima y nefasta» gestión del Ayuntamiento en San Andrés del Rabanedo que ha demostrado el PSOE a lo largo de esta legislatura. «Muy mal habéis empezado».

Por su parte, el concejal del PAL-UL, Francisco Gómez, ha pedido la convocatoria de un nuevo pleno a la «mayor brevedad» para oficializar su dimisión. «Estamos deseando abandonar el puesto y dar paso a los nuevos compañeros para que San Andrés recupere la normalidad».

Juan Carlos Fernández, expulsados de Ciudadanos por su imputación en la Enredadera, aseguró ver con «ilusión» el cambio en el equipo de gobierno y se mostró convencido de que el Ayuntamiento tendrá futuro. Mientras, desde C´s mostraron el «pleno respeto» a la decisión de la presidenta.

Ausencias

El PSOE fue el único grupo que no quiso aprovechar su turno de palabra. A diferencia de sus compañeros María Eugenia Gancedo y Abel Iglesias, los concejales Santiago Blanco y Miguel Ángel Flórez si asistieron al pleno, aunque por primera vez no ocuparon la mesa presidencia y compartieron bancada con su compañera María del Mar Durante Rabanal que, junto a Camino Cabañas, serán las dos ediles que permanecerán en el PSOE.

Contenido Patrocinado

Fotos