Bajo el agua no hay barreras

Los usuarios del CRE de San Andrés prueban en la piscina de Trobajo del Camino la experiencia de bucear gracias a los GEAS de la Guardia Civil

Un usuario del CRE se prepara para la inmersión. /
Un usuario del CRE se prepara para la inmersión.
N.B. León

Como pez en el agua, descubrieron que bajo el agua, las barreras, no existen. El pasado jueves 25 de octubre, el CRE de Discapacidad y Dependencia, dependiente de Imserso, organizó en la piscina de Trobajo del Camino una jornada de iniciación al buceo para personas con discapacidad.

A lo largo de la mañana, diecisiete usuarios del centro del Imserso pudieron experimentar las sensaciones de estar sumergidos, con la plena libertad de movimientos que solo el medio acuático puede ofrecer.

El equipo G.E.A.S. de la Guardia Civil, grupo especializado en tareas de rescate y otras actividades subacuáticas, ha colaborado como años anteriores brindando a los usuarios la posibilidad de tener esta experiencia única.

La directora del CRE y la concejala de bienestar social, María Teresa Gutiérrez Fuentes y Cristina de la Fuente inauguraron este acto.

Varios momentos de la mañana.

Contenido Patrocinado

Fotos