Un día en el Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo

Camino Cabañas recibe a Guillermo Fidalgo en el Ayuntamiento. / Noelia Brandón

Camino Cabañas concilia su vida familiar con la alcaldía de San Andrés del Rabanedo, por ello comienza la jornada tras dejar a su hija en el colegio | Reuniones, visitas y homenajes copan la mañana del Ayuntamiento entre firmas de expedientes y coordinación del personal

I. SANTOSLeón

El Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo es todo un reto para cualquiera que coja el timón del municipio. Pero en este caso, la gestión de Camino Cabañas está dejando claro que con esfuerzo, organización y tesón la alcaldía podrá recuperar la normalidad.

Un trabajo que realiza a diario y que comienza a partir de las 9:30 horas, momento en el que despide a su hija a las puertas del colegio y en el que ambas se disponen a dar lo mejor de sí mismas en sus respectivas áreas.

«A primera hora de la mañana procuro dedicarle unos momentos a la firma de todos los asuntos urgentes del municipio», explica Camino Cabañas sin soltar el bolígrafo mientras avanza en sus tareas. En algunas ocasiones el secretario le acompaña en esta tarea para dar luz verde a los decretos. «También hago otra tanda de firmas a última hora de mi mañana», reconoce antes los ojos atentos de quienes la acompañamos en ese momento, «en ese caso firmo algunos trámites de última hora que es mejor no demorar».

Atención al ciudadano

Durante la mañana se suceden las reuniones y visitas, la regidora de San Andrés explica que intentan tener todas ellas citas y en agenda, pero «algunas veces vienen sin citas y procuro atenderles, porque si ellos se toman la molestia de venir creo que su tiempo en muy valioso y yo procuraré compartir el mío».

En una jornada en la que las citas se retrasan Camino Cabañas recibe a un vecino que le quiere comunicar dos propuestas culturales para mejorar la oferta de la que dispondrá el edificio Araú. La cultura japonesa, la música y el feminismo unidos en unos espectáculos con una nota didáctica importante, porque la regidora quiere que la cultura «también enseñe y eduque a los vecinos de todo el municipio».

Camino Cabañas en algunos momentos de la mañana.

No sólo los vecinos se acercan a comentar sus propuestas o problemas con la alcaldesa, «si tenemos un acto o hay que recibir un deportista, escritores o vecino que realice una actividad destacada también procuramos hacerle un hueco en la agenda». Y ese ha sido el caso de esta jornada en la que Guillermo Fidalgo es recibido por Camino Cabañas en su despacho.

Una visita y un reconocimiento especial para la regidora, ya que el joven compagina su profesión de bombero con la práctica del piragüismo y la competición. Los vecinos de Villabalter organizaron a principios de año una prueba de BTT en la que el deportista fue padrino y en esta ocasión, Camino Cabañas también quiso reconocerle su trabajo y el compromiso con el municipio.

La mañana va llegando a su fin y la firma de los archivos y documentos más importantes que no pueden esperar hasta la jornada siguiente ya está sobre su mesa.

Conciliación familiar

La agenda matinal de Camino Cabañas puede variar a lo largo de la mañana pero «a las 17:00 horas sale mi hija del colegio y eso es algo que intento no perderme nunca». Y allí está un día más puntual a su cita, juntas se dirigen a realizar una de las visitas más especiales para la alcaldesa.

«A veces la incorporo en las actividades del Ayuntamiento que tienen que ver con la cercanía a los vecinos». Aunque reconoce que ir a jugar a las cartas con los Usuarios del Barrio Paraiso es «algo que nos encanta», los vecinos también aprovechan estos momentos para trasladarle a la regidora algunas inquietudes, gracias a la confianza que se ha creado entre todos.

En algunas jornadas en las que la mañana se queda corta, también aprovecha alguna hora de la tarde para recibir visitas. «Sobre todo la gente que no puede quedar por la mañana, procuramos hacerle un hueco», explica Cabañas. En otras ocasiones «los ratos de calma de la tarde» en el Consistorio los aprovecha para leer expedientes, plenos o temas de registro que necesitan una mayor concentración y que escapan a la frenética jornada matinal que la alcaldía del Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo le ofrece por las mañanas.

El reto de Camino Cabañas

«El reto diario es que el personal funcione». Así de claro lo tiene cuando le preguntan por las dificultades a las que se ha enfrentado en el ayuntamiento del alfoz leonés y es que explica que «el engranaje de un ayuntamiento tan complejo como el de San Andrés del Rabanedo es todo un reto y es la parte más complicada del día a día».

Un trabajo que está desempeñando desde el 16 de octubre cuando ocupó el cargo y que intenta compaginar con su vida personal. «Ahí donde nos solicitan representación del municipio tengo que estar, pero no como Camino Cabañas, sino como la alcaldesa de San Andrés», reconoce que intenta estar en todas las reuniones o actos sean en la provincia leonesa o fuera de ella. Pero Camino también sabe que «concilias a base de quitarle tiempo a tus seres queridos y en mi caso son mi hija y mi marido».