Óscar Puente: «Se debería haber despejado la incógnita sobre la postura del PSOE»

  • El alcalde de Valladolid ha mandado un mensaje de «afecto y solidaridad» a Pedro Sánchez tras la noticia de su dimisión

El alcalde de Valladolid, el socialista Óscar Puente, ha vivido como «un gran hermano», que ha sacado lo «peor» de su partido, el Comité Federal celebrado hoy en Madrid, en el que a su juicio se debería «haber despejado la incógnita» sobre la postura el PSOE en la gobernabilidad de España.

En declaraciones a la cadena Ser recogidas por EFE, Puente, que no forma parte del Comité pero que ha apoyado a Pedro Sánchez, ha opinado que lo que ha sucedido «forma parte de la naturaleza humana», de cuando se llevan las posturas «personales políticas al extremo»; un «choque de trenes» que arranca del mismo día en el que el dimisionario líder socialista fue elegido para la secretaria general.

A su juicio, había «determinados líderes territoriales» que creían que era «un hombre de paja», pero al no ser así y demostrar «autonomía y una línea política propia han acabado con él».

Puente, que a lo largo de la semana sí ha hablado con Sánchez, y hoy le ha mandado un mensaje de «afecto y solidaridad», le ha visto «templado» a la hora de comunicar su dimisión y para lo que «le había caído encima y le han zurrado. Es admirable».

El alcalde de Valladolid ha dicho que desconoce si Sánchez se presentaría a unas primarias, y ha insistido en que el sector crítico, que decía que primero era el país y su gobierno y luego el partido «lo lógico es que hoy hubiera despejado la incógnita».

Sobre si cree que con la dimisión de Sánchez se cierra la división del PSOE, a su juicio eso es algo que se verá con el tiempo aunque ha confiado en que así sea o tendrá «consecuencias terribles» para un partido con 137 años de historia.

Puente se ha mostrado optimista con la situación, que cree que puede arreglarse y ha reconocido que lo que más le ha dolido en toda esta crisis ha sido la «falta de honestidad» para plantear las cosas con valentía.

Ha recordado que tras los comicios de junio en el Comité Nacional de su partido nadie defendió una abstención a un gobierno de Rajoy, que dejaron para Sánchez, para que fuera quien «corriera con los costes de esa decisión».

El alcalde vallisoletano ha explicado que él mismo apoyó la abstención a los dos días pero tras la postura del Comité al respecto entendió que la línea era la aprobada.