La Universidad de León le 'da la mano' al Rey Ordoño

La Universidad de León le 'da la mano' al Rey Ordoño

Se trata de un convenio marco que facilitará el desarrollo de talleres, charlas y jornadas de diverso contenido, así como estudios sobre temas de ámbito urbano

LEONOTICIAS

El Rector de la Universidad de León (ULE), Juan Francisco García Marín, y el Presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos ‘Rey Ordoño’, Jorge Alberto Díez Fernández, han firmado en la mañana de hoy un convenio marco que va a permitir regular la colaboración que se va a llevar a cabo entre ambas instituciones, fundamentalmente a través del Área de Sostenibilidad y Calidad Ambiental que depende del Vicerrectorado de Recursos e Infraestructuras, en un acto que también ha contado con la presencia de Andrés Juan Valdés, Director de la Oficina Verde de la ULE.

El texto suscrito será posteriormente desarrollado mediante acuerdos específicos, que concretarán los talleres, charlas y jornadas de diversos contenidos que se desea llevar a cabo. A estas actividades hay que añadir la cooperación de la Federación ‘Rey Ordoño’ en la difusión, así como la participación activa, en los estudios estadísticos que desarrolle la ULE relacionados con temas de movilidad, sostenibilidad ambiental, ruidos, etcétera, en el ámbito urbano.

Una federación que busca el equilibrio entre todos los barrios de León

La Federación de Asociaciones de Vecinos ‘Rey Ordoño’ es una entidad con personalidad jurídica y con plena capacidad de obrar, cuyos fines se resumen en la «potenciación del movimiento vecinal en todos los conceptos, prestando la colaboración técnica y experiencia necesarias, desde la independencia de cada asociación, tanto de las instituciones como de los partidos políticos».

Desde la federación explican que centran constantemente sus esfuerzos en «intentar conseguir el equilibrio en nuestros barrios en equipamientos, servicios e incluso dentro de todo lo que pueda traducirse en mejor calidad de vida para todos los vecinos». Es cierto que cada zona tiene sus peculiaridades, y por eso afirman buscar «un equilibrio entre todos los barrios, tanto en la movilidad urbana con servicios públicos de calidad y eficaces con unos costes ajustados, o la posibilidad de disponer de bicicletas de alquiler en los barrios más alejados del centro, donde casualmente no existe este servicio».

Defienden también la «vigilancia de la situación de las zonas verdes y parques de nuestra ciudad o de la situación de los solares particulares sin cuidados, que todos los años generan situaciones de riesgo para los vecinos colindantes».

Contenido Patrocinado

Fotos